Las inversiones realizadas en el último año por el Gobierno de Castilla-La Mancha han propiciado «un cambio radical» en el servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Virgen de Altragracia de Manzanares (Ciudad Real), que ha visto como en menos de doce meses ha mejorado considerablemente, no solo en cantidad sino también en calidad, su parque de equipos de alta tecnología.

Así lo ha indicado este miércoles la directora gerente del Sescam, Regina Leal, durante la visita que ha realizado al centro hospitalario manzanareño, acompañada por el regidor municipal, Julián Nieva, y la responsable de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, Nuria Sánchez, para conocer los últimos equipos de diagnóstico por la imagen que han comenzado a funcionar recientemente, en concreto, un nuevo TC de 64 cortes y la nueva sala de radiología general con capacidad de telemando, ha informado la Junta en nota de prensa.

Regina Leal ha destacado que, en el último año, el Gobierno de Emiliano García-Page ha invertido unos trece millones de euros para renovar equipos de alta tecnología de los servicios de Diagnóstico por la Imagen de todos los hospitales del sistema sanitario público regional.

Estas inversiones, ha detallado, estaban contempladas para los próximos años en el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria, pero se han priorizado con el fin de que los centros sanitarios de la red pública regional dispusieran de herramientas de última generación para seguir haciendo frente a las consecuencias de la pandemia, además de atender la creciente demanda por otras patologías.

«No solamente renovamos la tecnología, si no que hemos querido aprovechar y que esto fuera una verdadera oportunidad de mejora para salir de la cueva tecnológica en la que estaba inmersa el servicio público de salud en 2015 y, por tanto, salir del primer grado en la obsolescencia tecnológica del país, como se nos definía en varias encuestas, y realizar un verdadero salto de banda tecnológica», ha remarcado la directora gerente del Sescam.

En este sentido, ha recordado que en junio de 2020 quedaron instalados siete TC, seis salas de radiología digital y otros tantos equipos de radiología portátil (uno de ellos en el Hospital de Manzanares).

En una segunda fase de inversiones, se están terminando de instalar otros siete TC de 64 cortes, un TC de 16 cortes con capacidad de programación radioterápica, once salas de radiología general con capacidad de telemando, 14 salas de radiología general con dos detectores y dos equipos portátiles de radiología. Todos ellos están reemplazando a equipos ya existentes que han entrado en obsolescencia, con lo que su sustitución permitirá asegurar una mejor atención a los ciudadanos.

MEJORAS QUE APORTAN LOS NUEVOS EQUIPOS

La directora gerente del Sescam ha destacado las importantes mejoras que aportan los nuevos equipos. Así, por ejemplo, el nuevo TC permite realizar estudios de Cardiología e incorpora sistemas de reducción de dosis de radiación –en algunas localizaciones de más del 66 por ciento–, especialmente sensible para niños y zonas como el cristalino.

Asimismo, cuenta con sistemas que impiden que las imágenes captadas se vean alteradas por la presencia de artefactos metálicos en el cuerpo de los pacientes, como las prótesis de cadera. Las principales mejoras que ofrece el nuevo TC respecto al equipo anterior es que permite la adquisición de un mayor número de imágenes, con mayor precisión y en menos tiempo, esto implica que el paciente reciba menor dosis de radiación, disminuyendo incluso un 50 por ciento respecto a otros equipos y esta reducción es aún menor en estudios pediátricos.

El equipo incluye el software necesario para realización de estudios cardiacos y de perfusión cerebral que no se podían realizar anteriormente. Su uso será fundamental para reducir el número de estudios angiográficos coronarios y en el código ICTUS pudiendo a través de la perfusión cerebral estimar el porcentaje de tejido cerebral que es aún es viable y susceptible de recuperarse.

Otra de las ventajas es que además de aumentar la resolución de manera global en todas las exploraciones, uno de los campos donde el avance ha sido mayor es el caso de estudios vasculares con una calidad de imagen inalcanzable con el equipo anterior. Estas características de tecnología avanzada permiten establecer flujos de trabajo claros y rápidos, simplificando de manera considerable el tiempo de trabajo tanto en la realización del estudio como en el postprocesado.

De forma paralela a la incorporación del nuevo TC, ha entrado en funcionamiento también la nueva sala de radiología general con capacidad de telemando que sustituye al anterior equipo y permite incrementar la capacidad asistencial al incorporar varias funciones en un mismo aparato.

MEJORAS ASISTENCIALES EN RADIODIAGNÓSTICO

En este contexto, el servicio de Diagnóstico por Imagen de Manzanares, liderado por el jefe del área Javier Quiles Tello, ha experimentado un cambio sustancial, no sólo en la incorporación de equipamiento que ha permitido paliar la obsolescencia tecnológica, sino en la consolidación del equipo humano para garantizar una respuesta asistencial coordinada y de trabajo en red.

El incremento de actividad ha sido notable y, por ejemplo, en el caso de mamografías, en el primer cuatrimestre de este año se ha incrementado la actividad global un 46,4 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Esto supone que se haya reducido la externalización de estas pruebas en más del 92 por ciento. En el caso de las ecografías se ha incrementado la actividad global en un 59,8 por ciento y en el caso del TC este incremento supera el 31 por ciento.

Pero, además, no solo se ha producido un incremento de actividad considerable, sino que también se ha ampliado la cartera de servicios en 57 prestaciones y se han eliminado aquellas que estaban obsoletas. En este sentido, ha habido un claro aumento en el número de procedimientos intervencionistas básicos, pasando, por ejemplo, de cinco a más de cuarenta biopsias con aguja gruesa guiadas por ecografía durante el primer cuatrimestre de este año ampliándose este procedimiento a otros campos distintos a la patología mamaría.

Este procedimiento se está utilizando también en ganglios linfáticos, tumoraciones pared torácica y abdominal, tumoraciones intraabdominales y pélvicas y tumoraciones de partes blandas, colaborando en reducir el número de pacientes que tienen que pasar por un quirófano para poder llegar a un diagnóstico. Estos pacientes, si no existen complicaciones, se van el mismo día del procedimiento a su casa evitando estancias hospitalarias innecesarias, lo que supone una gran mejora asistencial para los pacientes del área de referencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here