El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha recorrido esta mañana parte de la «i griega» que conforman las carreteras provinciales CR-4121, que une las localidades de Abenójar y Los Pozuelos, y la CR-4122, de Cabezarados al cruce con la primera. Dos vías que, aunque no resultan muy frecuentadas, han sido notablemente mejoradas con el objetivo de incrementar las condiciones de seguridad y revitalizar la zona haciéndola atractiva para otros usos que tienen que ver con la práctica de la caza, el deporte y el turismo.

Así lo ha explicado el presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, quien ha comentado que aunque los tres municipios afectados suman alrededor de 2.000 habitantes y reúnen una densidad de población muy baja, por lo que en términos económicos puede resultar complicado justificar una inversión de 600.000 euros, es necesario que la Administración provincial dedique recursos a lograr un mayor equilibrio territorial.


Vinicola Inline
Advertisement

También ha considerado primordial la actuación que se ha llevado a cabo en los dos tramos, que suman más de 20 kilómetros, porque se contribuye de manera fehaciente a favorecer el aprovechamiento agroganadero en la zona. Esta actuación forma parte de una serie de intervenciones en carreteras que han permitido movilizar desde el año pasado en torno a 11 millones de euros.

Ha mostrado su satisfacción por el resultado final de la intervención y ha destacado, a este respecto, que haya sido una empresa de la provincia la que ha acometido las obras, ya que esta circunstancia influye positivamente en la creación de empleo y riqueza en nuestro entorno. También ha resaltado el hecho de que los trabajos previos preparatorios de los arcenes hayan corrido a cargo de la brigada dependiente de la Diputación que actúa en esa zona, apoyada por maquinaria propia. En concreto, se han ocupado de las labores previas de drenaje, limpieza y apertura de cunetas con el objetivo de lograr una mejor regularidad superficial.

La alcaldesa de Cabezarados, Raquel Fernández, ha indicado que esta inversión les beneficia porque da acceso a su recinto deportivo y mejora la comunicación entre los tres municipios, así como la calidad del acceso a las fincas y ha recordado que sin las inversiones que la Diputación realiza en los pequeños municipios no podrían seguir mejorando.


Advertisement
Bodega Virgen de las Viñas

Por su parte, el alcalde de Los Pozuelos de Calatrava, Basilio Lillo, ha destacado en su intervención la importancia que tiene la comunicación para los pueblos pequeños, “pues gracias a ella se puede fijar población, que nos visiten empresas, que se cree empleo en nuestros pueblos y que se acuda a nuestros comercios y nuestros bares”.

La alcaldesa de Abenójar, Verónica García, ha asegurado que “sin estas inversiones que hace la Diputación apoyando a los pueblos del mundo rural la España vaciada estaría aún más vaciada” y ha recordado que es de gran importancia cuidar estas carreteras tanto por su valor paisajístico y natural como por lo que suponen para las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Las carreteras CR-4121 y CR-4122, con 16,1 y 5,30 kilómetros respectivamente, presentaban un ancho de calzada de 4 metros, con unas bermas existentes a los lados que estaban desaprovechadas porque el tráfico no las usaba salvo en la situación en que dos vehículos se cruzaran. Por lo tanto, se procedió al desbrozado de toda la carretera y se ensanchó la calzada hasta los 5,20 metros, aprovechando la berma de zahorra, para posteriormente proceder a corregir las deformidades del firme. Asimismo, se ha renovado la señalización vertical y la señalización horizontal de la vía, retirando las señales antiguas y los postes kilométricos de hormigón sustituyéndolos por señales conforme a la normativa vigente. También se han instalado los elementos de balizamiento necesarios, especialmente en las curvas.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre