El alcalde de La Solana (Ciudad Real), Luis Díaz-Cacho, ha trasladado este martes a sus vecinos, tras el confinamiento perimetral decretado en el municipio, que «toca hacer un esfuerzo como sociedad». «Tenemos que ser capaces de bajar la ratio en estos diez días», ha pedido a los solaneros, a quienes ha recordado que «navidades hay una cada año, pero vida solo hay una».

«Tenemos una oportunidad para demostrar que sabemos hacer bien la cosas, como hemos demostrado hasta ahora, y vamos a ver si somos capaces de poner cordura, porque de lo que se trata es de proteger a los colectivos más vulnerables», ha manifestado el regidor.



Según ha indicado, «hay que evitar que se dé ese salto del confinamiento particular en la vivienda al hospital y del hospital a la UCI», al tiempo que ha recordado que La Solana era de los grandes municipios que habían escapado a los niveles de fase 2 y fase 3.

«Hace dos semanas nos impusieron el nivel 3 y, ahora, han decretado las medidas que refuerzan ese nivel 3, que tienen que ver con el cierre perimetral», un confinamiento perimetral que ya está organizado, según ha comentado el alcalde, quien ha recordado que no se pueden superar el grupo máximo de 6 y el toque de queda se establece de 22.00 horas a las 6.00 horas en el municipio.

No obstante, ha querido destacar que el confinamiento «es menos estricto de lo que parece», ya que se permitan muchas cosas como por ejemplo ir a renovar el DNI con cita o ir a la Universidad a hacer un examen. Sobre todo se evitan los movimientos de ocio, que «son los que hay que ser capaces de controlar», ha declarado Díaz-Cacho.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre