La Policía Nacional ha detenido a un hombre y una mujer como presuntos responsables de un delito contra la Seguridad Social, ya que realizaban contratos de trabajo fraudulentos a personas interesadas en justificar un periodo mínimo de cotización para conseguir subvenciones y ayudas.

Los dos detenidos captaban a personas en situación de desempleo que no cobraban ningún tipo de prestación o subsidio porque no cumplían con el requisito de un periodo mínimo de cotización. Posteriormente, les ofrecían un contrato, que no estaba amparado en una relación laboral real, y les deban de alta en la Seguridad Social, según ha informado la Policía en nota de prensa.


Santiago Apostol

Una vez que los trabajadores reunían los requisitos para poder acceder a prestaciones o subsidios, presentaban la documentación en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Por otra parte, el empresario cobraba las ayudas destinadas a crear oportunidades de inserción en el mercado laboral mediante la contratación de desempleados en Castilla-La Mancha.

La empresa que utilizaban para cometer los delitos recibió subvenciones públicas y prestaciones por valor de 18.667 euros, si bien el perjuicio causado a la Seguridad Social es mayor, puesto que a esta cantidad habría que sumar la defraudación cometida por cada uno de los supuestos trabajadores.

Los hechos fueron investigados por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Ciudad Real, encargada de investigar y luchar contra los delitos relacionados con la trata de seres humanos, inmigración irregular y contra los derechos de los trabajadores, contando para ello, con agentesespecializados en la investigación de estos delitos.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre