Las Playas del Vicario de Ciudad Real abrirán sus puertas este sábado, 20 de junio, para el uso recreativo de forma segura, con las medidas de seguridad necesarias ante la COVID-19. Así lo han avanzado la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el concejal de deportes, Antonio Gallego, en la visita que han realizado a las instalaciones.

Zamora ha considerado que con esta decisión son «responsables» y hacen caso a las medidas que se han puesto en práctica». «Esto es un lugar seguro y preparado para que el que quiera disfrutar del baño, pueda hacerlo de forma segura», ha añadido, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.



La primera edil ha comentado que en las Playas del Vicario «se puede disfrutar del baño, de un día en familia, si lo hacemos con responsabilidad». «Por parte de la empresa y del Patronato de Deportes está todo preparado para que se pueda realizar, pero si no somos responsables, será muy difícil que podamos realizar esta actividad», ha manifestado.

Mientras, José Luis Vargas, responsable de la empresa Fragoso-Matos, gestora de las Playas del Vicario, ha señalado que espera que la asistencia de público «sea buena, ya que se han implementado todas las medidas de limpieza e higiene marcadas por las autoridades sanitarias, como la desinfección periódica a cargo de una empresa externa, y la limpieza diaria de los elementos comunes que están sujetos al contacto con el público».



Las piscinas se abrirán de 12.00 a 20.00 horas y los fines de semana y festivos de 11.00 a 20.00 horas. El aforo, una vez que se pase a la nueva normalidad, será del 50 por ciento de la capacidad de la instalación, unos 1.500 usuarios y 750 bañistas a la vez.

No se abrirán el restaurante o el autoservicio, pero sí habrá una cafetería-bar para dar un servicio a los usuarios sin aglomeraciones. Tampoco se podrán utilizar el spa o las duchas interiores y se mantendrán las distancias sociales en los lavabos. Los precios se mantienen con respecto al año pasado.



El agua está clorada de forma natural, por lo que dentro del agua no habrá problemas de contagios, aunque habrá que cumplir con la distancia social. Además de los socorristas que velarán por la seguridad en el baño, también se ha implementado un servicio de controladores que vigilarán colas, la afluencia de público e informar sobre las medidas necesarias, que también se encontrarán en la cartelería que se ha preparado y a través de la megafonía de la instalación. Las taquillas no se podrán usar y tampoco se prestarán tumbonas, por lo que se podrán traer las hamacas de casa.

El sábado 20 de junio también abrirán para el uso recreativo las piscinas del Polideportivo Rey Juan Carlos I y el día 27 las del Polideportivo Puerta de Santa María.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre