El Grupo Municipal Popular ha criticado que la alcaldesa, Pilar Zamora, haya hecho de Ciudad Real “un ‘photocall’ para su política de autobombo, inundando con un panfleto político los buzones de los vecinos mientras se ha olvidado por completo de la realidad de la crisis económica”.

Así lo ha indicado el concejal Miguel Ángel Poveda quien ha recordado que Pilar Zamora va a dejar de ser alcaldesa en apenas 48 horas con “grandes promesas incumplidas”, y ha añadido que, si el I Fondo de Reactivación Económica fue “un fracaso en su gestión”, el segundo no se hizo efectivo en marzo, tal y como prometió la propia Pilar Zamora, y es muy probable que esta segunda convocatoria de ayudas “no se haga efectiva hasta primeros de julio”, ha informado el PP en nota de prensa.

Ha lamentado que, en los últimos meses, Pilar Zamora haya estado más preocupada por gestionar su futuro político, y “el cambio de sillones” con Ciudadanos, que de acelerar unas ayudas económicas, para pequeños y medianos empresarios y autónomos, vitales para poder afrontar estos graves momentos de incertidumbre económica y, también, para la creación de empleo en Ciudad Real.

Poveda ha lamentado que la máxima preocupación de la primer edil socialista haya sido la de pagar a los bancos una deuda que ninguna entidad financiera le reclamaba, un dinero que bien podría haber dedicado a ayudar a las familias y a los sectores económicos de la ciudad a los que, año tras año, les ha subido los impuestos.

“Ese empeño de ‘deuda cero’ es un titular que se apunta Pilar Zamora en detrimento de su ciudad, de sus vecinos, que no han tenido ninguna bajada significativa de ningún impuesto, y todo ello a sabiendas de la buena situación económica de las arcas municipales que al finalizar el primer trimestre de este año tenía 13 millones de euros, contantes y sonantes, en caja, un dinero que es de todos los vecinos y vecinas de Ciudad Real”, ha añadido.

La realidad, ha añadido, es que las ayudas por parte del Ayuntamiento a pequeños y medianos empresarios y autónomos gravemente afectados por la crisis de la COVID-19 “no llegan y no se ponen en marcha cuando se dice, mientras todos los vecinos cumplen y siguen pagando, puntualmente, los impuestos municipales”.

“Hoy, después de meses de inactividad o con horarios reducidos en la mayor parte de las empresas y negocios ciudarrealeños, es fundamental para el futuro de la capital que se mantengan en pie el mayor número de ellos para que puedan seguir manteniendo el empleo hasta la recuperación de la economía y, por desgracia, muchos de ellos se han visto abocados ya a bajar la persiana”, ha arguemntado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here