El Ayuntamiento de Ciudad Real estudia presentarse como acusación particular si se corrobora que el incendio del Parque de la Atalaya fue provocado. Un suceso que ocurrió este domingo sobre las 19.05 horas y donde se presentó la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF).

Así lo ha anunciado este lunes en rueda de prensa la portavoz del equipo de Gobierno municipal, Mariana Boadella, en la que también se ha informado sobre los asuntos aprobados en Junta de Gobierno Local.

“Hay indicios de que el incendio se provocó deliberadamente”, ha dicho, añadiendo que, aunque no tienen cifras detalladas, el fuego afectó a unas tres o cuatro hectáreas del parque. “Por suerte había trabajos forestales previos y eso ayudó a frenar el incendio”, ha añadido. También ha aprovechado para agradecer a los servicios de Infocam, Policía Nacional y Policía Local su “rápida actuación”

El incendio se originó en un camino de acceso a viviendas, en una casa rural desde la que se habrían tirado petardos y cuyos ocupantes ya han sido denunciados a la Policía. Según Boadella hay testigos que lo acreditan y “la Brigada de Investigación de Incendios Forestales estuvo investigando y se ve claramente dónde se originó”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here