De la mano de la Concejalía de Cultura y el Grupo Literario “Aldaba” de Argamasilla de Alba, el Centro Cultural “Casa de Medrano” acogió el pasado sábado un encuentro con la directora y productora de cine y televisión, guionista y escritora, Tània Balló, impulsora junto a Manuel Jiménez y Serrana Torres del proyecto: ‘Las Sinsombrero’; cuyo primer documental, de los tres que forman el proyecto, pudo verse en el acto y conversar sobre él
con la directora.

Con esta actividad, informaba el concejal de Cultura, José Antonio Navarro, “en cierta forma se cierra el círculo” de actividades para dar a conocer a ‘Las Sinsombrero’, que se inició hace dos años con el recital didáctico de Paco Damás y el poético, celebrado este verano, por el Grupo Literario Aldaba.


CUAS – El agua es vida optimizala

Gracias a la colaboración de Tània, afirmó el concejal, se pudo realizar este encuentro que va “más allá de lo cultural, que es una actividad transversal, que sirve para tratarla desde la igualdad, a través de la cual se busca el reconocimiento de unas mujeres que quedaron olvidadas en una parte, un poco difusa, de la historia literaria y cultural”.

La presidenta de Aldaba, Lourdes Rubio, afirmó que el objetivo del proyecto de Tània Balló ha sido y es “recuperar, divulgar y perpetuar el legado de las artistas olvidadas de la Generación del 27”. Además, recordó que el nombre para referirse a este grupo de mujeres, ‘Las Sinsombrero’, es “un guiño” a una anécdota que les ocurrió a Margarita Manso, Maruja Mallo, Salvador Dalí y Federico García Lorca, que decidieron quitarse el sombrero mientras paseaban por la Puerta del Sol de Madrid. «Nos apedrearon llamándonos de todo», afirmó la propia Mallo en una ocasión.

Este grupo de mujeres sufrió un exilio forzado tras la Guerra Civil, tanto físico, en su mayoría teniendo que salir de España, como del recuerdo y de los libros de historia, a pesar de ser una parte fundamental del grupo del 27, uno de los referentes en el movimiento cultural de la historia de España.


Vinicola Inline
AMFAR – Discriminación multiple

“Las Sinsombrero es un proyecto que reivindica y recupera la memoria de todas las mujeres artistas y pensadoras que formaron parte de la generación del 27, que durante largos años han sido silenciadas, olvidadas y ninguneadas por un relato histórico oficial que solo se escribió el masculino”, indicó Tània Balló.

Para la directora, en un principio ‘Las Sinsombrero’ es un nombre que de alguna forma abarcaba las mujeres de una generación literaria y artística muy concreta, pero según profundizaba e investigaba, iba conociendo más mujeres artistas este concepto fue ampliando y ampliándose, pasando a referirse a “todas aquellas mujeres que de alguna manera combatieron contra su propio destino, un destino oscuro, que durante muchos años no dejo de serlo por culpa de una dictadura que obligo a exiliarse a la mayoría de ellas, pero al menos, sí lucharon por ser quién querían ser ante todas las dificultades”.

Previamente al acto, Tània Balló fue invitada por el concejal a firmar en el libro de visitas ilustres de la Casa de Medrano, que se realizó en la estancia donde estuvo preso Miguel de Cervantes y engendró su universal obra, la Cueva de Medrano.

«La historia no es como nos la han contado»


Vinicola Inline

Que aquel grupo de mujeres no estuvieran incluidas dentro del movimiento del 27, ha hecho que hasta nuestros días haya llegado “un legado histórico fragmentado, la construcción de un momento histórico que solo miraba los hombres”, basado durante muchos años solo en la actuación masculina “por lo cual, hemos perdido la mitad de esa realidad y la mitad de esa explosión literaria -acentuaba Balló- y después… hemos descubierto que eso tiene mucho que ver con la sociedad que somos hoy, y más en concreto a las mujeres que somos hoy”.

Con la salida a la luz pública de este grupo de mujeres, pues para los expertos era más que conocida su existencia, “no es que se les haga justicia a ellas, sino que se está haciendo justicia con un relato histórico, se está haciendo justicia con nuestro propio pasado, con nuestra memoria como sociedad, seamos hombres o mujeres tenemos que revindicar que las cosas se nos cuenten desde una perspectiva fehaciente y real, desde un concepto de la igualdad en la que no tengamos que pensar el relato en 5 y 5 para que sea igualitario, sino que la igualdad se basa en contarlo tal cómo fue, y en ese caso concreto no es real un relato sobre la generación del 27 sin incluirlas a ellas, porque ellas existían, ellas estaban y ellas también forman parte de lo que fueron y son ellos como grupo artístico”, señaló Balló.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre