La Audiencia Provincial de Ciudad Real tiene previsto juzgar a partir del próximo lunes 26 de enero a uno de los acusados de estafar a proveedores y trabajadores en el montaje de un falso supermercado en Villanueva de los Infantes, ascendiendo la cantidad estafada a 353.937,95 euros. La Fiscalía ha considerado estos hechos como un delito continuado de estafa y en el caso del acusado con el agravante de la reincidencia.

Al final este se hizo efectivo constando uno de los acusados como gerente del establecimiento. A su vez, narra el escrito, se abrieron dos cuentas bancarias sin fondos para los presuntos pagos que se tendría que hacer para el funcionamiento del negocio, incluso en noviembre de ese mismo año hicieron hasta cuatro contratos de quienes serían los empleados que decepcionarían las mercancías.



Paralelamente a esto solicitaron a numerosas empresas locales y limítrofes el suministro de productos alimentarios haciendo en primer lugar pequeños pedidos que abonaban para, a continuación, realizar otros de mayor importe cuyo pago aplazaban extendiendo pagarés con la «evidente intención de no atenderlos a su vencimiento al carecer de fondos».

Los acusados procedieron a vender inmediatamente los productos adquiridos a precios inferiores en algunos casos al de la compra, obteniendo «cuantiosos beneficios» con los que desaparecieron a finales de febrero de 2006, momento en el que las empresas afectadas denunciaron los hechos.

Además de la pena de prisión, el fiscal solicita la devolución de las cantidades estafadas a los proveedores y trabajadores.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre