La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha pedido situar a las personas y al trabajo decente en el corazón de la reconstrucción, pues eso significa también apostar por la economía social. «Somos, no lo olvidemos nunca, instituciones con alma, que trabajamos para resolver los problemas de la gente y colaborar en la resolución de sus problemas y la consecución de sus proyectos de vida».

De este modo se ha pronunciado la titular nacional de Trabajo y Economía Social desde Toledo, donde ha participado en una reunión de Alto Nivel de la Economía Social y Solidaria ‘La Economía Social para una Recuperación Inclusiva, Sostenible y Justa’.



Desde el Palacio de Congresos de la capital castellanomanchega ha subrayado que donde esta la economía social «se frena la especulación, la deslocalización y el abandono del territorio». «Queremos ahora que este potencial de cohesión y solidaridad juegue un papel determinante en la reconstrucción del país y de Europa. Así hemos recuperado el sentido originario de la constitución de las instituciones europeas, situando a las personas en el centro de nuestra acción».

«Hoy nos comprometemos a seguir acompañando una auténtica política pública de economía social, un proceso que ha impulsado el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, y que tomará cuerpo en el Plan de Acción Europeo de Economía Social, en paralelo al diseño de nueva estrategia española para lo economía social. Lo hacemos con el esfuerzo colectivo de instituciones diversas y con la generosa colaboración entre lo público, lo privado y lo social».

TOLEDO CONSAGRA UN ESFUERZO COLECTIVO

Díaz, que ha comenzado su intervención tomando prestados los versos de el poeta Rafael Alberti sobre Toledo, que «se levanta sobre una historia hecha de contrastes violentos y salvadoras armonías», ha asegurado que esa definición de la ciudad de las Tres Culturas se parece en parte a la «propia Europa», donde la «crisis y las fracturas dibujan también avances de un proyecto común».



«Estamos en la Capital Europea de la Economía Social del 2020, un año complejo que nos está poniendo a prueba en tantos sentidos y Toledo ha consagrado un esfuerzo colectivo, un dialogo en torno a la materia de la que esta hecha la economía social que son las personas», ha destacado.

«Toledo, ciudad de universalidad, diversidad cultural y entendimiento, ayudará a pensar y repensar una hoja de ruta para la economía social. Conocemos sus valores, su capacidad integradora y de cohesión de un modelo económico sostenible que es a la vez verdadero dique de contención contra la desigualdad».

Y es que la ministra ha recordado que la economía social no solo genera 14,5 millones de empleos en la UE, sino que garantiza un trabajo de calidad con derechos. «Donde está la economía social la precariedad no tiene espacio. Más de dos millones de empresas que representan el 8% del PIB europeo así lo atestiguan. Donde esta la economía social se frena la especulación, la deslocalización y el abandono de territorio. Queremos ahora que este potencial de cohesión y solidaridad juegue un papel determinante en la reconstrucción de Europa», ha abundado.



«Para ello hoy estamos aquí para tejer alianzas y compartir ideas en esta tarea colectiva. Hemos aprendido mucho a lo largo de estos meses. Esta crisis que nos distancia en lo físico también aproxima nuestras voluntades y hace que nos concentremos en lo importante, de tal manera que nos ha obligado a pensar de nuevo en lo esencial», ha añadido.

De igual modo, la ministra ha considerado que con este acto y la Declaración de Toledo se da un paso más en favor de la economía social y se reconoce su valor en la transformación, recuperación y la resiliencia, pero también como política balanza para cumplir la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Social.

Por último, la responsable nacional de Trabajo y Economía Social ha terminado agradeciendo tanto al presidente regional, Emiliano García-Page, como a la alcaldesa, Milagros Tolón, su «contribución, cooperación y entrega», que han permitido que «Toledo sea símbolo para el futuro de esa esperanza compartida que representa la economía social».

PAGE CONFÍA EN QUE EUROPA SALDRÁ «REFORZADA»

De su lado, el titular del Ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page, ha indicado que la UE «ha ganado confianza en sí misma» tras el Brexit y ha conseguido «abrazarse» socialmente, «tirando para adelante en un salto cualitativo que se traduce en proyectos de recuperación compartidos hacia la Europa de la cohesión».

En su intervención, García-Page ha apelado al Quijote para hablar de La Mancha, que «no es un territorio imaginario» y cuyos consejos a Sancho antes de gobernar Barataria están aún vigentes.

«En este sitio tan especial -Toledo-, una ciudad que se ha rehecho y se ha descubierto a sí misma, igual que Europa, sabemos que vamos a salir de esta experiencia fortalecidos», ha aseverado el que también fuera alcalde de la ciudad de las Tres Culturas, que ha añadido que con el ejemplo de Toledo, «lo que perdura en los años es lo que la gente quiere que dure».

Dicho esto, ha reflexionado sobre «por qué Europa es tan especial en el planeta». No por ser un «gran museo», ni por haber «comandado» a la humanidad «durante siglos», sino gracias al «microambiente» posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Ahora en Europa «se compite para crecer» dentro de un «capitalismo con alma» y «con la intención de repartir», un equilibrio que «ha estado expuesto a muchas turbulencias pero que va a salir fortalecido de esta crisis».

«Los europeos hemos sabido mantener valores, principios, una identidad a lo largo de generaciones y sin dejar de competir», ha celebrado García-Page.

TOLEDO, «ORGULLOSO» QUE QUEDAR VINCULADO A LA ECONOMÍA SOCIAL

De su lado, la regidora toledana ha mostrado su satisfacción por el hecho de que la ciudad acoja una reunión internacional como la de este viernes, en la que se aprobará la Declaración de Toledo en favor de la Economía Social.

«Para nosotros, que somos Patrimonio de la Humanidad y una ciudad cultural con gran poso en la historia de España y de Europa, es un orgullo también quedar vinculados y ser referencia para este emergente sector como es el de la economía social, de la misma manera que Toledo está relacionado con acuerdo de las pensiones, vinculado al Pacto de Toledo. Esto quiere decir que somos una ciudad de acuerdo y consensos», ha manifestado Tolón, que ha añadido que desde este viernes «Toledo y la economía social van a caminar juntos».

De igual modo, ha asegurado que el hecho de ostentar este 2020 el título de Capital Europea ha permitido situar a la capital regional en el eje y dar a conocer que en ella hay más de 150 entidades que trabajan en la Economía Social, evidenciando un «Toledo que apuesta por las personas».

Dicho esto, ha terminado asegurando que toda las administraciones han de comprometerse para que «nadie se quede atrás». «La realidad nos ha situado en un camino donde estamos obligados a apostar por iniciativas que ayuden a conseguir la convivencia y una sociedad más responsable, más justa, comprometida y más pensada para el bienestar de las personas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre