Valencia y Castilla-La Mancha se alían para mejorar la financiación “desde la unión y no la confrontación”

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y su homólogo en Castilla- La Mancha, Emiliano García-Page, han sellado este sábado una declaración conjunta para, “desde la unión y no la confrontación”, reivindicar que el Gobierno central “cumpla con la palabra dada hace un año en la Conferencia de Presidentes” y “renueve un sistema de financiación agotado”.

Así lo han explicado ambos, este sábado en rueda de prensa, tras mantener una reunión en el Palau de la Generalitat en València para abordar el cambio del sistema de financiación autonómica, a la que ha asistido también el conseller de Hacienda, Vicent Soler.

Globalcaja – Claim 1

Con la declaración conjunta, ambos dirigentes autonómicos han “acordado posiciones en un debate que no es contra nadie”, como ha recalcado Puig. Las reclamaciones de estas regiones pasan por la convocatoria “lo antes posible” de una nueva Conferencia de Presidentes en la que la autonomías “se coordinen sobre la financiación” y acuerden un modelo que “tiene que blindar la Sanidad, la Educación y las prestaciones sociales”.

El ‘president’ ha remarcado que sus posturas también se centran en la necesidad de un sistema en el que “todos los ciudadanos cuenten con un nivel equivalente de servicios públicos”.

Bajo este prisma, Puig y Page piden en el documento la “lealtad del Estado con las comunidades autónomas”, la armonización fiscal y distribuir el déficit de las administraciones públicas, ya que “los niveles de deuda son consecuencia de una insuficiencia de ingresos”.

“EXISTE EL 155 PERO TAMBIÉN EL 156”

El jefe del Consell ha puesto en valor los espacios de diálogo entre autonomías para que de produzca un “cambio de modelo” que garantice la “equidad entre españoles, respetando las singularidades”. “No vamos a bajar los brazos”, ha advertido, para subrayar que “se trata de cumplir con la Constitución, porque existe el artículo 155 pero también el 156”.

Por su parte, García-Page ha instado a que se abra un “ciclo distinto” del de las últimas décadas, en las que “había demasiado recelo y competencia entre comunidades autónomas”, y que se “trabaja en una dinámica de cooperación”.

Para el presidente castellano-manchego, el Ejecutivo “ha jugado, en problemas estructurales que tienen que ser abordados con tranquilidad, a pelotear los grandes problemas a la generación siguiente”. En la Conferencia de Presidentes “quedó pendiente la financiación”. “Todos ofreceremos muy pronto las cifras dolorosas de los brazos cruzados” del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, ha lamentado.

García-Page ha puntualizado además que “Cataluña no puede ser excusa para Rajoy”, ya que “no estuvo en la Conferencia de Presidentes. “No podemos estar permanentemente a la espera”, ha afirmado, antes de pedir al Ejecutivo que “no utilice rehenes” ni “chantaje contra las comunidades autónomas”, y defender que la financiación “no es un problema parlamentario” porque “lo terminan pagando los contribuyentes”.

LA QUITA DE LA DEUDA, “UNA OPCIÓN”

Por otro lado, preguntado por su opinión sobre la quita o reestructuración de la deuda de las autonomías y sobre si se incluye en la declaración conjunta, el líder del Ejecutivo castellano-manchego ha sostenido que “es una opción”

A su juicio, “se ha demostrado que recortar el gasto público resulta carísimo”, y ha puesto como ejemplo la “estrategia” de la expresidenta de su comunidad y actual ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ya que “durante su mandato se llegó a duplicar la deuda de la región y se produjo el despido de más de 20.000 trabajadores públicos”, además de el uso “continuo” de préstamos bancarios.

Caja Rural CLM

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre