El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro levantará en la tarde de este jueves el telón de su cuadragésimo primera edición, la primera dirigida por Ignacio García, con el desafío de demostrar que hasta ahora no se había abierto lo suficiente la mirada al Siglo de Oro, porque para ello es necesario romper barreras geográficas, de género y de capacidades “para lograr una mirada abierta a Latinoamérica, feminista e integradora”.

Es por ello que, a modo de ejemplo, el director del certamen dramático ha subrayado que una de sus improntas en esta edición ha sido la de eliminar parte de la cuota shakespiriana para dar cabida a más Siglo de Oro español de forma que tengan más espacio textos “magníficos” que ofrezcan una visión amplia con géneros como la mística, “que inaugurará un nuevo espacio escénico”, la comedia, la danza, la música o la picaresca.


DipuCR – Paseos Escolares

“Hay veces que hemos visto el Siglo de Oro de una forma muy estrecha, como un señor de negro, con una cruz y una espada leyendo un verso profundo de Calderón” ha apuntado el director del certamen dramático, que hace una original comparación con la evolución de España en los últimos 40 años.

“Si miramos una foto de las Cortes constituyentes, todo son señores de oscuro y gafas, mientras que en la actualidad hay muchas mujeres, diversas formas de vestir o incluso rastas, como ejemplo de una sociedad más plural que ha evolucionado y lo mismo ocurre si miramos de cerca el Siglo de Oro, que se puede hacer en danza, hip-hop”, ha dicho García.


Selfietour – Crucero

Por ello, el director del certamen ha insistido en querer abrir esa mirada, mostrar los colores que pueden aportar esas nuevas visiones para que la Ciudad Encajera continúe empapándose de los cambios sociales y artísticos “abriendo los ojos a qué está pasando en España y en el mundo para hacer un Siglo de Oro más para todos y cada espectador encuentre lo que busque para él”.

Y en esa mirada más amplia ocupa un importante espacio la presencia de países latinoamericanos como méxico, Cuba o Colombia que permitirán que, después de seis siglos de salir a conquistar con Diego de Almagro, la ciudad sea ahora lugar de entrada “de una visión mestiza y diversa”.

POTENCIAR EL CORRAL Y LA MIRADA FEMENINA


Gasoleos Garcia Perona 700×200

Y dentro de esa amplia oferta, una de las joyas que se va a poner especialmente en valor es el Corral de Comedias, donde este año se van a poner en escena 29 espectáculos, además de las ruedas de prensa de presentación de las obras, porque el objetivo de Ignacio García es que “este símbolo de Almagro, con 390 años tenga el protagonismo que merece como espacio sin parangón en Europa”.

La mirada femenina es otra de las improntas que Ignacio García ha trabajado por dejar en su primera programación, por lo que en esta edición la voz de la mujer será muy importante, tanto a través de autoras y dramaturgas como Sor Juana Inés de la Cruz, Juliana Morell, Ana Caro, María de Zayas o Santa Teresa de Jesús; de homenajes a actrices como La Baltasara a través de un texto de Inma Chacón con dirección de Chani Martín; y de las quince mujeres que habrá dirigiendo espectáculos como Helena Pimenta, Ana Zamora, Amparo Pascual, Pepa Gamboa, Ainhoa Amestoy, Catherine Marnas, Elizabeth Arciniega o Eva del Palacio.

INCLUSIÓN


Selfietour – Crucero

El tercer pilar sobre el que se asienta el trabajo realizado por Ignacio García en los últimos meses se centra en ir por delante del resto de festivales, no sólo en esa aportación femenina sino también en la inclusión de las personas con capacidades diferentes tanto como espectadores como sobre las tablas. “Tenemos que ser un referente que esté a la vanguardia en el mundo y que los demás vean en nosotros un ejemplo”, ha manifestado.

A este respecto ha destacado que, “ya no solo como fundación pública”, el Festival de Almagro tiene la obligación de hacer la cultura accesible a todos los colectivos, ya sea para público con movilidad reducida como con capacidades sensoriales diferentes –auditivas y visuales– para lo que se ha colaborado, por ejemplo, con la Fundación ONCE.

“Un 30% de la programación dispone de audiodescripción para personas con discapacidad visual y un porcentaje muy similar cuenta con el bucle magnético para personas con discapacidad auditiva, además de los montajes que disponen de sobretítulos”, ha apostillado.

Y esa inclusión también se puede comprobar en otros ámbitos como sobre las tablas, con espectáculos como el concierto de música sefardí de la cantante invidente Mónica Monasterio; la interpretación de romances de ciegos como se hacía en el siglo XVII con un grupo teatral de personas invidentes de Albacete; el estreno ‘De lo fingido lo verdadero’ en el Municipal, con una versión en la que se incluyen actores con y sin discapacidad; o lo inclusión de libros en Braille en al suelta de libros que del Siglo de Oro se hará durante el festival.


EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre