El 8% de los hogares castellanomanchegos pasará frío en invierno al tener una temperatura inferior a 17º centígrados y un 50% mantendrá la temperatura entre los 18º y los 19º, por debajo de la temperatura recomendada, que al menos debería ser 20º, tal y como concluye el ‘Informe sobre la Rehabilitación Energética en España. Una oportunidad para mejorar el parque edificado’, elaborado por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y el Grupo Mutua de Propietarios.

Según Borja Ribas, del área de operaciones del Grupo Mutua de Propietarios, el informe muestra una situación «alarmante», ya que esta situación «puede tener consecuencias adversas sobre la salud como enfermedades respiratorias, cardiacas e, incluso, mentales exacerbadas por las bajas temperaturas y el estrés que producen unas facturas de energía inasequibles», informan los promotores del estudio en nota de prensa.



El informe revela la «urgente necesidad» de actuar sobre el parque edificatorio ya que, tras hacer un recorrido por la normativa y las estrategias españolas en materia de rehabilitación energética de edificios, se detecta que los valores de renovación del parque residencial en nuestro país son muy bajos con respecto a los de otros países de la Unión Europea.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre