Después de las protestas llevadas a cabo durante los meses de abril y mayo, UGT y CCOO han iniciado una nueva campaña de sensibilización para denunciar la situación que vive la empresa pública Correos en Castilla-La Mancha. En este caso, ambas organizaciones sindicales –que cuentan con el 70% de la representación de la plantilla- han enviado mociones a los más de 900 ayuntamientos de la comunidad autónoma, a las diputaciones provinciales y a las Cortes regionales pidiendo su apoyo al Servicio Público Postal y exigiendo una correcta dotación de presupuestos y medios para la prestación de este servicio.

En dichas mociones, la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras ponen de manifiesto que el Servicio Público Postal está siendo desmantelado por la actual dirección de Correos mediante la supresión de puestos y de servicios, amortizando esos puestos y efectuando recortes en la contratación, lo que está conllevando a la destrucción de la calidad del servicio que presta Correos.

Instan a los ayuntamientos, diputaciones y Cortes regionales a que esta moción sea presentada en Pleno para que se conozca la problemática que conlleva el debilitamiento de los servicios públicos de distribución postal, con el consiguiente perjuicio a sus vecinos y vecinas y entendiendo el Servicio Público Postal como agente vertebrador y de cohesión territorial en todos los municipios.

“Hay que destacar que dicho Servicio Público Postal ha sido reconocido durante la pandemia como servicio esencial gracias a nuestras demandas, ya que la dirección se opuso a ello desde su comienzo. UGT y CCOO reclamamos que se respeten los derechos, tanto de los trabajadores postales como los de la ciudadanía, para tener un Servicio Público Postal digno y de calidad en todo el territorio nacional”.

Las mociones enviadas recogen la necesidad de reforzar una financiación claramente insuficiente que garantice, sobre todo en ámbitos con menor densidad de población, la prestación de un servicio público esencial de calidad y que permita mantener el volumen de empleo en las zonas rurales, claves en la reversión de la “España vaciada”.

A través de estas mociones se insta a los representantes políticos a solicitar la inclusión de la mayor empresa pública de nuestro país en el reparto de los Fondos para la Recuperación, Transformación y Resiliencia, “para que Correos juegue un papel clave en la respuesta que, como sociedad, debemos dar a la crisis sanitaria y económica provocada por la COVID y la cobertura de los puestos de trabajo estructurales necesarios, hoy claramente insuficientes, para garantizar un servicio postal público de calidad con empleo y derechos de calidad”.

Desde UGT y CCOO aseguran que, de no revertirse esta situación de desguace del operador público, continuarán con las movilizaciones que actualmente se están llevando a cabo en todo el país y no descartan la convocatoria de una huelga general para reorientar las actuales políticas de recortes que se están acometiendo por parte de la empresa hacia la apuesta decidida de un modelo postal público de calidad que garantice la prestación de este servicio esencial en todo el Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here