Las tormentas y precipitaciones previstas para este sábado precederán a un ascenso de temperaturas a partir del domingo con máximas que podrán llegar a los 34ºC y una primera mitad de inicio de la próxima semana veraniega, aunque el miércoles regresará la inestabilidad, según ha avanzado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

El portavoz ha señalado que este jueves se produjeron chubascos tormentosos en el norte y este peninsular. Algunos de ellos alcanzaron intensidad torrencial, es decir, más de diez litros por metro cuadrado (l/m2) en diez minutos, como fue el caso de la localidad de Benizar, perteneciente al municipio murciano de Moratalla, donde se acumularon 23 l/m2. También hubo intensidades torrenciales en Santa Cruz de Campezo (Álava) y en Calatayud (Zaragoza).

En esta última localidad se acumularon un total de 52 litros por metro cuadrado en sucesivos chubascos durante la tarde. Además, algunos de los chubascos fueron acompañados de granizo en zonas del Alto, Ebro, Navarra, La Rioja y País Vasco, así como Aragón y Murcia.

Del Campo ha señalado que la inestabilidad atmosférica va a continuar durante los próximos días con chubascos acompañados de tormentas que pueden ser fuertes o localmente muy fuertes e ir acompañados de granizo en el norte y este de la Península, así como en Baleares.

En cualquier caso, ha precisado que el domingo irá remitiendo la situación, aunque todavía habrá chubascos en el nordeste archipiélago balear, con una subida de las temperaturas que continuará durante los primeros días de la próxima semana.

“Hasta el miércoles, por lo menos, hablaremos de calor”, ha apostillado, ya que se registrarán valores diurnos superiores a los 34ºC en amplias zonas y también noches tropicales por lo que la primera mitad de la semana “será plenamente veraniega en buena parte del país”. También en Canarias habrá temperaturas más altas de lo normal durante buena parte de la semana aunque a partir del miércoles podría volver producirse un descenso de las temperaturas.

De este modo, este viernes se espera una mayor inestabilidad que se concentrará en el norte peninsular como consecuencia del paso de una vaguada, una especie de lengua de aire frío en capas altas de la atmósfera, lo que se traducirá en chubascos y tormentas que pueden ser localmente fuertes, con acumulados superiores a 20 l/m2 y posibilidad de granizo, sobre todo en el País, Vasco, Navarra, La Rioja, norte y este de Castilla y León, Aragón, norte de la provincia de Castellón y norte de Cataluña.

Los chubascos además podrán extenderse de forma más débil en general a puntos de las dos mesetas sureste y Baleares. En estas dos últimas zonas, además, dada la presencia de polvo en suspensión, podrían producirse lluvias en forma de barro. Las temperaturas este viernes bajarán en el nordeste peninsular y subirán en el noroeste mientras que en el resto no esperan grandes cambios.

El sábado, con la llegada desde el Atlántico de una DANA que atravesará la Península de oeste a este, el tiempo estará “más revuelto” en la zona centro, cuadrante sureste peninsular y Baleares. En estas zonas, según Del Campo, se producirán chubascos tormentosos que serán fuertes y localmente muy fuertes, y podrán estar acompañados de granizo y rachas de viento muy intensas.

Los chubascos más fuertes, los de mayor intensidad en principio, se producirán en el sur de Aragón, este de Castilla-La Mancha, interior de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia, y en el archipiélago balear, y se extenderán de forma más débil al nordeste de la Península y en Baleares. Además, los chubascos irán acompañados de barro por la presencia de polvo en suspensión.

En cuanto a las temperaturas, bajarán este día por el sureste por la presencia de nubes y la caída de chubascos, descenso que puede llegar a ser de hasta 8 ó 10 grados en puntos de Castilla-La Mancha. En cambio, en el tercio norte peninsular, las temperaturas subirán notable. Los valores más altos, entre 30 y 32ºC, se registrarán en el tercio occidental peninsular y puntos del interior de Cataluña.

Dada la intensidad que pueden alcanzar algunas tormentas, Del Campo ha señalado que “estos días se recomienda extremar las precauciones y permanecer atentos a los avisos en vigor emitidos por la Agencia Estatal de Meteorología, que pueden consultarse en su página web y redes sociales”.

SUBIDA NOTABLE DE TEMPERATURAS DESDE EL DOMINGO

A partir del domingo, la situación ya tiene a tranquilizarse, aunque todavía habrá chubascos tormentosos localmente intensos en Cataluña Aragón, norte de la Comunidad, Valenciana y Baleares. En el resto del país, predominarán los intervalos nubosos, pero sin chubascos o, en todo caso, con la caída de algún chaparrón aislado.

Lo más destacado del domingo, será la subida de las temperaturas notable en la mitad sur y zona centro: se superarán los 30ºC en el sur de Galicia y Andalucía occidental, en concreto, en puntos de las provincias de Sevilla, Cádiz e interior de Huelva, donde las máximas pueden llegar a superar los 35ºC.

La próxima semana comenzará con el predominio de altas presiones y un progresivo ascenso de las temperaturas, que tendrá continuidad al menos hasta el miércoles. Así, Del Campo ha subrayado que “cada día será más caluroso que el anterior, con valores anormalmente altos para la época del año”.

En la mitad occidental y en la fachada mediterránea serán algo más normales, pero en general el ambiente será “plenamente veraniego”, ha apostillado. Se superarán los 30 y 32ºC en la meseta norte y en la cuenca del Ebro, los 32 a los 35º en la zona centro y en buena parte de la mitad sur. Los termómetros superarán los 34 ºC de temperatura máxima, incluso los 36ºC. Incluso en el valle del Guadalquivir habrá noches tropicales, es decir, aquellas en las que la temperatura mínima es de 20ºC.

El portavoz ha indicado que las tardes del lunes y martes se formarán nubes de evolución diurna que podrían desembocar en algún chubasco disperso en el interior, especialmente en zonas de montaña y próximas chubascos, que el miércoles posiblemente sean algo más frecuentes.

Durante la segunda mitad de la semana es posible que aumente la inestabilidad atmosférica y estos chubascos, acompañados además de tormenta, se extenderán a más zonas, sobre todo el norte y del este, y serán localmente fuertes en áreas de montaña. En cuanto a las temperaturas, “parece que podrían descender algo”, ha añadido el portavoz.

En Canarias, predominará en el archipiélago el régimen de vientos alisios durante el fin de semana, con nubes en Lanzarote y Fuerteventura y norte de las islas de mayor relieve, con alguna llovizna en estas zonas. A partir del lunes se inicia una subida de las temperaturas, que dará lugar a temperaturas máximas superiores a 30 ó 32 ºC, sobre todo en puntos del sur de las islas por lo que habrá también calor en el archipiélago.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here