La consejera de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, Rosa Ana Rodríguez, ha informado de que el segundo trimestre escolar en la región ha cerrado tras haber necesitado confinar tan solo el 0,35% de las aulas de toda la red pública no universitaria, cerca de la mitad en comparación con la media nacional, que se ha situado en el 0,68%.

En rueda de prensa, Rodríguez ha señalado que en estos últimos días esa tasa se coloca en el 0,08% de aulas, lejos de la media nacional de 0,4%.



«En general hemos tenido unos datos que nos hablan de la buena salud que tienen nuestras aulas y que se diferencian del conjunto de las aulas a nivel nacional. Estamos relativamente contentos, pero siempre querríamos que no hubiera COVID», ha celebrado la titular de Educación, defendiendo que las medidas «han funcionado bien».

Para seguir aplacando el avance del virus en la red de colegios, el Consejo de Gobierno ha aprobado un gasto de 142.000 euros para comprar otros cinco millones de mascarillas que garanticen el stock hasta final de curso. De este total, 585.000 se irán a Albacete, 775.000 a Ciudad Real, 305.000 a Cuenca, 360.000 a Guadalajara y 975.000 a Toledo.



Estas mascarillas, ha dicho, se suman al conjunto de medidas adoptadas desde principio de curso, donde ya se han distribuido cinco millones de mascarillas, termómetros, guantes, batas, mamparas, papeleras de pedal, hidrogel y dispensadores.

Ha añadido otras medidas como las obras de reforma que han tenido lugar en la región y la partida extraordinaria de 4 millones de euros para garantizar el funcionamiento de los centros.



Rodríguez ha achacado a estas medidas los datos positivos registrados en toda la región, ya que «en ningún momento ha habido más de un 1% de aulas confinadas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre