El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha defendido este jueves que el viaje que realizó con el presidente regional, Emiliano García-Page, a Canarias hace dos semanas fue para «trabajar» por el interés de los ciudadanos de la región y ha lamentado el «deseo» del PP de «generar polémica y ruido».

Así lo ha indicado el consejero durante su intervención en el pleno de las Cortes regionales durante el debate general presentado por el Grupo Parlamentario Popular para que el Ejecutivo regional dé explicaciones sobre este viaje.



En este sentido, ha defendido que el viaje ha tenido efectos «muy beneficiosos» para todos los usuarios del sistema sanitario regional y que en un corto periodo de tiempo lo tendrá para el español y «seguramente» progresivamente para el espacio europeo.

En concreto, ha puesto en valor la firma y la presentación junto al Gobierno de Canarias el convenio Historia Clínica Electrónica Estándar (HCE), Interoperable y Multirregional, que ya fue aprobado en las Cortes regionales.



«Hasta ahora el cien por cien de los proyectos de historia clínica electrónica han sido iniciativa privada y este es el primero con fondos absolutamente públicos, que nace para dos regiones pero que es exportable y multiregional, habiendo sido validado por los misterios de Sanidad y Ciencia y Tecnología y con un presupuesto de más de seis millones», ha recordado.

EL PROYECTO ‘STARLIGHT’

Al mismo tiempo, Fernández Sanz ha explicado que tanto García-Page como él pudieron conocer el proyecto ‘Starlight’ sobre turismo científico, siendo invitados por el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, a visitar el Gran Telescopio Canarias (GTC) y el Observatorio de Astrofísica del Roque de Los Muchachos, en la isla de La Palma.



En este sentido, ha apuntado que la región cuenta ya con varios destinos certificados para la observación astronómica, como el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, que se suman a la Serranía de Cuenca como Destino Starlight. Además, la comarca de la Sierra del Segura, y sus 12 localidades, ha recibido oficialmente la certificación como Destino Turístico Starlight.

«Lo que hicieron fue prestar su oficio y experiencia para ayudarnos en la certificación y en la formación específica y especial para las personas que vayan a trabajar en estos observatorios» en Castilla-La Mancha, ha señalado.



Por todo ello, el consejero ha asegurado que fue un viaje «fructífero» y que buscaba el desarrollo tecnológico y del turismo de Castilla-La Mancha, «pensando en las personas y en el desarrollo» de la Comunidad Autónoma.

En este punto, se ha referido al PP para lamentar que haya decidido que quiera estar «en el cortoplacismo, en el conflicto, en el regate, en el oportunismo y en el rédito político». «Desde el Gobierno nos corresponde estar ocupados en atender las necesidades, en el ahora y el futuro, sin perder la perspectiva de las respuestas que necesitamos en los próximos años», ha concluido.

CS Y UN VIAJE «DESAFORTUNADO»



Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Carmen Picazo, se ha interesado por cuál fue la agenda y la hoja de gastos durante los días que duró el viaje a Canarias que realizaron el presidente regional y el consejero de Sanidad, un viaje que, a juicio de la formación naranja, ha sido «desafortunado» y del que García-Page también debería dar explicaciones. «Los castellanomanchegos se merecen transparencia y no un presidente ausente», ha advertido.

«¿Qué pueden pensar tantas familias que cumplen a rajatabla las restricciones?», se ha preguntado Picazo, quien cree que el Gobierno regional, con este viaje, no tiene autoridad moral para imponer un cierre perimetral en Castilla-La Mancha, cuyos responsables se «saltan a la torera».



Asimismo, Picazo ha lamentado que el consejero de Sanidad no haya venido «con los deberes hechos» al pleno y no haya aportado los datos que le requerían la oposición.

PP Y EL DESCARO DE PAGE

De su lado, la diputada del PP Ana Guarinos ha lamentado que García-Page no haya acudido al pleno a dar cuenta de un viaje pagado «con dinero público» utilizado «para hacer turismo privado» y ha lamentado que el consejero de Sanidad «tome el pelo» a los castellanomanchegos, «gente recia, curtida y acostumbrada a trabajar».



La parlamentaria ‘popular’ ha asegurado que el presidente castellanomanchego y su consejero de Sanidad no fueron a Canarias a trabajar sino a disfrutar de un fin de semana de turismo. Según ha dicho, las redes sociales han permitido pillarles «saltándose el confinamiento e incumpliendo sus propias normas».

Ha acusado al consejero de «mentir» porque «el convenio ya estaba firmado el 4 de diciembre de 2020». «Han mentido con un descaro que no tiene precedentes», ha apuntado Guarinos, quien ha dicho que «mientras García-Page estaba de vacaciones, muchos hosteleros se veían obligados a echar el cierre de sus negocios porque el Gobierno regional les impedía trabajar.

PSOE Y EL TALENTO DE GUARINOS

Por parte del PSOE ha tomado la palabra la portavoz del Grupo Socialista, Ana Isabel Abengózar, quien se ha mostrado «abochornada» por la intervención de la diputada del PP, quien –ha asegurado– no tiene interés por saber en qué consistía «el viaje de trabajo» del presidente y del consejero «permitido» durante la pandemia.

A Guarinos le ha retado a presentarse a un certamen de ficción. «Lo ganaría», le ha espetado la diputada socialista. «Mucho talento desaprovechado», ha ironizado Abengózar. La socialista ha lamentado que el PP no haya dicho nada del proyecto de Historia Clínica Electrónica Estándar, Interoperable y Multirregional.

Dicho esto, ha pedido a los ‘populares’ que dejen de lado «el espectáculo» y se pongan ya a trabajar, y ha señalado que los castellanomanchegos no entenderán por qué el PP critica a un presidente regional por viajar por trabajo mientras el líder del PP, Paco Núñez, viaja a Madrid a participar en la campaña de Isabel Díaz Ayuso saltándose el perimetro. «¿Eso sí tenemos que consentirlo?».

«BAJEZA POLÍTICA Y POPULISMO BARATO»

El consejero ha cerrado el debate para cargar duramente contra los ‘populares’ y acusarles de esta acostumbrados «a mentir y a volver a mentir». «Siento vergüenza y me alegro mucho de que hayan intervenido porque acaban de poner de manifiesto a los ciudadanos de Castilla-La Mancha su mas profunda bajeza política y populismo barato», ha dicho.

«Para ganar las elecciones en Castilla-La Mancha no hace falta venir aquí a mentir, ni mucho menos a jugar con situaciones tan duras como está siendo esta pandemia y con la vida de las personas», ha señalado, para reiterar al PP que cada vez que acuden a sede parlamentaria es «para mentir».

Es por ello por lo que ha afirmado que no se cansa de «responder la verdad» y de trabajar aunque ha reconocido que sí que se cansa de que el PP hable «tan mal» de la sanidad castellanomanchega o que hayan querido afear que Castilla-La Mancha y Canarias van a tener una historia clínica común. «Mintiendo no se ganan las elecciones», ha zanjado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre