El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho este miércoles un llamamiento a la prudencia ante el aumento de la incidencia del coronavirus en España, si bien ha destacado que “afortunadamente” no hay ningún movimiento de rechazo a la vacuna en el país, como si ocurre por ejemplo en Estados Unidos –donde el jefe de Ejecutivo ha iniciado una gira económica para buscar inversiones–, especialmente en los Estados de mayoría republicana.

A este respecto, Sánchez ha aprovechado para avisar de que el “mayor error” que pueden cometer los políticos, tanto en Europa como en Estados Unidos, es el de “ideologizar la pandemia” y centrarse en la lucha “partidista”, en vez de en combatir el virus.

“Tenemos cifras altas hoy, desafortunadamente, y por eso hacemos un llamamiento a la prudencia, pero afortunadamente no tenemos ningún tipo de movimiento contra la vacunación”, ha destacado el jefe del Ejecutivo en su entrevista, al ser preguntado por la situación del COVID en España.

Sánchez ha vuelto a justificar este miércoles que el aumento de los contagios –con una incidencia que supera ya los 600 caso por 100.000 habitantes–, se debe principalmente a que la población joven no está todavía vacunada, como sí lo están franjas mayores de edad.

“Lo que hemos hecho ha sido centrarnos en esas generaciones que son más vulnerables. Ahora los contagios están en la juventud, en los que no han tenido el acceso a la vacuna, pero estamos abriendo la campaña de la juventud a la juventud y están respondiendo positivamente, así que estamos convencidos de que pronto conseguiremos la inmunidad de grupo”, ha afirmado.

En este sentido, ha asegurado que el 50% de la población ya está vacunada, y que se mantiene el objetivo de llegar al 70% al final del verano, sobre todo porque, “afortunadamente”, en España no hay rechazado a la vacuna. “La vacuna es segura y nos protege del virus”, ha asegurado.

“NO ES UNA CUESTIÓN DE PROGRESISTAS O CONSERVADORES”

En este punto, Sánchez ha querido defender la necesidad de dejar a un lado la lucha partidista en la batalla contra el coronavirus; mensaje dirigido a la oposición en España, pero especialmente a los políticos de Estados Unidos, donde la vacunación registra índices bajos en los Estados con mayoría republicana y los conservadores muestran sus recelos a la inmunización.

“El debate que estamos afrontando no solo en la Unión Europea sino también en EEUU es que nos enfrentamos a una batalla ideológica partidista cuando lo que estamos afrontando es un desafío de salud pública global”, ha avisado.

En este sentido, ha advertido de que “el mayor error” que pueden cometer los políticos “es ideologizar esta lucha contra la pandemia”. “No es una cuestión de progresistas o conservadores, es un problema de salud pública y tenemos que pedir a nuestros ciudadanos prudencia”, ha enfatizado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here