Como cada año, el 2 de abril se celebra el Día Mundial de concienciación sobre el Autismo. El movimiento asociativo del autismo en España, en coordinación con Autismo Europa, pone en marcha una campaña de concienciación para visibilizar la realidad del colectivo, sus necesidades y sus capacidades.

Debido a la crisis sanitaria que se vive en estos momentos “los eventos que se iban hacer se han ido cancelando o modificando y adaptándolos para poder hacerlos por otras vías” contaba Elena Alguacil, responsable de comunicación de la Federación de Autismo de Castilla-La Mancha. Por lo que, la campaña pasa a los medios digitales.



Elena contaba que todos los años realizan el acto de la iluminación de edificios públicos de azul porque “el azul es el color que representa al autismo”. Este año la situación ha cambiado, por eso desde el movimiento asociativo del autismo en España se promueve que este jueves a las 21:00 horas, se iluminen de azul las terrazas, ventanas y balcones como muestra de solidaridad ciudadana. También, la lectura del manifiesto está siendo distribuida por las redes sociales.

Además, este movimiento invita a entidades socias y a la ciudadanía en general a sumarse mediante mensajes de apoyo e iniciativas a favor del autismo desde redes sociales con el hashtag #DiaMundialAutismo.



En cuanto a las personas con autismo “esta situación la están llevando regular, porque hay que tener en cuenta que el autismo es un espectro muy amplio en el que cada uno tiene sus necesidades de apoyo y sus dificultades. A veces se piensa que solo son niños y niñas, pero hay que pensar que hay personas adultas con grandes necesidades de apoyo, niveles de ansiedad muy altos por lo que estar encerradas en casa todo el día les supone un estrés tremendo, a ellos y a sus familias” aseguraba Alguacil.

En este sentido, conocemos como pasa los días Adrián, un niño con TEA que se encuentra como todo el mundo en confinamiento. Su madre contaba que los días, dentro de lo que cabe, “no lo llevamos mal. Adrián sigue con sus rutinas, levantándose a la misma hora, sus comidas y acostándose a la misma hora. Los horarios no los hemos cambiado, la única diferencia es que trabajamos en casa por aplicaciones en la Tablet de juegos y con el material que tenemos en el hogar” contaba Ascensión Palacios, madre de Adrián. Además, nos contaban que hoy saldrán a la terraza con las pantallas del móvil en color azul para unirse a la iniciativa por el Día Mundial de concienciación sobre el Autismo.

Es una situación complicada para toda la sociedad en general, pero más complicada es para estas personas con TEA o con algún tipo de trastorno, por lo que las familias y las federaciones intentan que todos los ciudadanos conozcan esta iniciativa.



Como contaba Ascensión llega un momento “en el que ellos se colapsan y tienes que salir si o si a la calle, no es porque tú quieras sino porque lo necesitan. Todos tenemos ese miedo por el virus, pero cuando estos niños entran en crisis hay que sacarlos para que desconecten o las consecuencias pueden ser totalmente devastadoras emocionalmente” añadía Ascensión.

Chalecos amarillos, gran iniciativa

A través de Autismo España surge la demanda de unificar las salidas a la calle de las personas con autismo. Pero, “hemos iniciado una campaña interna, sobre todo a nivel regional en los que hemos difundido carteles para informar que las personas con autismo salgan puntualmente y de forma responsable a la calle bajo la supervisión y el permiso de sus terapeutas. De esta forma, saldrían identificados con un chaleco de tráfico amarillo” contaba Elena.


Advertisement

Así, cuando se viese a una persona que llevase el chaleco amarillo por la calle que “no se piense que es una persona que se está saltando las restricciones, sino que está paseando porque realmente es terapéutico y por motivos de salud” añadía Alguacil.

Como es el caso de Adrián, que sale a pasear cada día por su barrio junto algún familiar que lleva siempre encima la tarjeta de discapacidad. Además, “llevo en el móvil el documento del BOE donde aparece que las personas con TEA o con trastornos puedan salir a pasear porque es algo terapéutico para ellos” contaba Ascensión.

En cuanto al chaleco amarillo, Ascensión contaba que conocen la iniciativa y que alguna vez sí que se lo lleva a pasear, pero comentaba que en el barrio que viven los conocen y no han tenido ningún problema.



Esta iniciativa nace por la necesidad de poner a la sociedad en conocimiento, ya que al principio del estado de alarma “salían a dar pequeños paseos y la gente empezó a insultarles, sobre todo a personas adultas que no identificamos que salen porque tienen autismo” aseguraba Elena Alguacil.

Paralelamente, se tomó la iniciativa particular de algún colegio de salir a la calle con un brazalete azul que los identificase. Pero Elena contaba que esta forma no está aunada por todo el colectivo, aunque el problema es el mismo. Por lo que intentan canalizar y unir esta iniciativa para que todas las personas con autismo lleven ese chaleco amarillo.


Advertisement

A través, de la Federación de Autismo de Castilla-La Mancha se pone en marcha esta iniciativa para que las personas con TEA porten los chalecos amarillos.

El lema de este año “Puedo aprender, Puedo trabajar”

La campaña de este año 2020 lleva el lema “Puedo aprender, Puedo trabajar”, desde la Federación querían fomentar que las personas que tienen autismo puedan tener una vida más autónoma y puedan trabajar. A raíz de esta campaña sería enseñarle a la sociedad los beneficios que tiene tener a una persona con TEA trabajando”, contaba Elena.



Las personas con autismo tienen buenas cualidades a la hora de desempeñar un trabajo, porque son personas “muy persistentes, se concentran mucho y si algo les motiva no hay quien les gane. Cuando empiezan una tarea la acaban, son muy cumplidores de normas, en este caso trabajadores perfectos” añadía Alguacil.

Federación de Autismo Castilla-La Mancha

La Federación de Autismo Castilla-La Mancha nace a finales del año 2010 junto a los valores de la consideración de la persona con TEA, así como de la importancia de las familias y de la calidad de actuación de este colectivo.
Se trata de una entidad sin ánimo de lucro que agrupa y representa a seis entidades del Tercer Sector de Acción social a nivel regional. Estas trabajan especialmente con personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias.

En cada provincia de Castilla-La Mancha, esta federación realiza un gran trabajo de la mano de especialistas para ayudar a personas con TEA y a sus familiares.

De esta forma, cuando se crea la Federación de Autismo en la región sirve de intermediaria y representante de las demandas del colectivo. Además, contribuye a establecer una comunicación integral del TEA ante Administraciones Públicas y diversos agentes sociales.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre