«Déjame verte» es la nueva novela de la escritora toledana Elena García. Nacida el 17 de mayo de 1979 en Toledo y criada en Navahermosa, la autora nos trae un thriller romántico de alta tensión que promete al lector no despegarse de sus páginas.

Además, es la creadora de otras obras como «Doctor Engel» (2016), que ya acumula más de 36 millones de lecturas en todo el mundo; «El tormento de Álex» (2016); «La marca de Sara» (2017); «Absolutamente única» (2019); «La manguera que nos unió» (2020); y «Con S de secretos» (2020).



SomosCLM: Tu nuevo libro, «Déjame verte», se estrenaba el pasado 14 de abril. ¿Podrías contarnos la sinopsis?

Elena García: Ruth es una chica joven, veinteañera, que está destrozada por la dura traición de dos personas a las que quería. Buscando la forma de valorarse más a sí misma y superar ese luto que te suele dejar una relación que acaba mal, esta chica decide probar nuevas experiencias en un chat online donde conoce a un misterioso cibernauta que le propone sexo online.



Todo va bien hasta que él decide dar un paso más, dejar atrás la pantalla para tener encuentros carnales. En un principio ella se muestra desconfiada con la idea, pero finalmente acepta. Los primeros encuentros son geniales, pero según pasan los días la situación cambia. Es un thriller romántico muy intenso, que viene cargado de misterio, tensión, de giros inesperados, secretos. No es una novela para relajarte leyendo.

SCLM: ¿Cómo están siendo las reacciones hasta ahora?



EG: De momento está yendo genial. Ha logrado estar en el nº 3 en Google Play y ha tocado el nº 1 en Amazon España y México. De momento estoy viendo que funciona, y que no es solo una novela que se lea en España, sino en los países de habla hispana. Hasta ahora las críticas también son positivas y hay personas que se lo han leído en 24 horas.

SCLM: En el libro hablas sobre lo mucho que cuesta volver a enamorarse cuando te han herido. Sin destripar la trama, ¿qué otras reflexiones podemos sacar de esta historia?



EG: Mucho cuidado con ciertas cosas, sobre todo en el mundo de Internet. Además, no es oro todo lo que reluce, como decía mi abuela.

SCLM: Estos últimos años te has lanzado a publicar varios libros, ¿cuál es el género con el que te sientes más cómoda?



EG: Me gusta sobre todo el romance. Este thriller es erótico, aunque a mí me gusta más suave, es decir, lo romántico pero también el suspense. Esas mezclas entre romance y misterio.

SCLM: ¿De dónde sacas la inspiración para escribir tus novelas?



EG: Suelo manejar temas duros y sensibles de la actualidad. A medida que el lector avanza se encuentra lo que le pasan a miles de personas cada día, pero también con un toque de esperanza, superación y motivación.

En el primero de mis libros, por ejemplo, me inspiré en el maltrato. Luego he escogido otros temas como la depresión y la enfermedad, la trata de blancas, el bullying, la autoestima y, en este caso, los peligros de Internet.



SCLM: Algunas de tus publicaciones anteriores han sido incluso en el año 2020. ¿Ha influido la cuarentena y la pandemia en tu rutina de escritura?

EG: Sí me influyó. Esta pandemia he estado escribiendo dos libros a la vez, pero no ha sido grato. Tenía la cabeza en otro sitio. No he podido dejar fluir la imaginación, porque siempre había algo que te saltaba y te cortaba. Yo prefiero mis días normales.

SCLM: Como dato curioso, a los 7 años tuviste tu primer «encuentro» con las letras después de ganar tu primer concurso de relatos, ¿siempre tuviste esta vocación de escritura?

EG: No, la verdad es que no. Cuando era pequeña me gustaba mucho dibujar, me pasaba todo el día dibujando, y ahora como adulta me pasa igual. Pero mi abuelo siempre nos contaba unos cuentos estupendos y sé que mi imaginación empezó a crecer a raíz de eso.

Después de ganar varios concursos de pintura, decidí probar uno de un relato, y lo gané. Ahí parece que empezó a nacerme este interés, pero se quedó ahí y no volvió a surgir hasta que no fui bien adulta. Muchas veces se me había pasado por la cabeza la idea de escribir un libro, pero siempre pensaba «¿a dónde vas tú?», y yo misma me quitaba la idea.

SCLM: ¿Te ha servido la escritura como «terapia» no solo en estos tiempos, sino en épocas anteriores?

EG: Totalmente. La terapia antes la hacía con el dibujo, pero ahora he descubierto que no puedo estar sin escribir. Me lo pide el cuerpo, me saca totalmente de la realidad y me lleva a donde quiero. Yo creo que ya no podría vivir sin hacerlo.

SCLM: ¿Dónde podemos comprar la novela o adquirirla?

EG: La obra está sacada a través de Grupo Planeta. Ahora mismo está en todas las librerías, además de Amazon y todas las plataformas digitales.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre