Peticiones de responsabilidad, recuerdo a los fallecidos, reconocomiento a los sanitarios y mensajes de esperanza ocupan este año 2020 la mayor parte de las felicitaciones navideñas que los responsables de las instituciones de Castilla-La Mancha han lanzado y que tienen como protagonista absoluto al COVID-19.

Este es el caso del presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, que ha recordado “a aquellos que ya no están con nosotros y a sus familias”, al tiempo que ha reconocido la labor de quienes han prestado servicios esenciales en estos meses de pandemia y ha destacado la unidad de acción política con la que la Institución que preside ha enfrentado el virus.

“Ha incidido positivamente en la efectividad de las numerosas actuaciones que se han llevado a cabo”, ha defendido Caballero, que ha subrayado el hecho de que trabajaron “por encima de colores políticos contra una grave y desconocida amenaza”.

El presidente de la Institución provincial ha añadido que, aunque se han visto obligados a atender lo urgente, esto es combatir el virus y contribuir a salvar vidas, no han descuidado ni un ápice lo importante, “con la finalidad de alcanzar, más pronto que tarde, la recuperación socioeconómica de la provincia y un mayor nivel de bienestar de sus hombres y mujeres”.

En términos parecidos se ha expresado el presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, que también ha reconocido la labor realizada por todas aquellas personas que están en primera línea de lucha contra el COVID-19 y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad.

El jefe del Ejecutivo provincial conquense también ha querido poner en valor la figura de los alcaldes y alcaldesas de la provincia que “se dejaron la piel” durante el confinamiento y tuvieron que hacer de todo para ayudar a sus vecinos y vecinas.

Por último, ha querido mirar al futuro con “esperanza, optimismo y valentía”, para que no decaiga el cumplimiento de las normas en estos momentos cuando se ve la luz al final del túnel.

RESPONSABILIDAD

De su lado, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, tras asegurar que la capital regional es una ciudad que ha forjado su presente y “prepara su futuro empujada por la fuerza y el carácter de sus tradiciones”, ha defendido que durante los siglo ha superado toda clase de adversidades, crisis y dificultades.

“Al igual que en esos días de niebla la aguja de la Catedral nos indicia que Toledo sigue ahí, aunque no lleguemos a verlo, el prudente comportamiento de cada uno de nosotros es un sólido pilar que está contribuyendo a fortalecer nuestra capacidad de resistencia”, ha defendido Tolón.

“Si somos responsables y sabemos que la salud es el mejor regalo que podemos ofrecer y recibir en esta Navidad, estaremos dando un gran paso para que en el próximo 2021 podamos saldar la deuda de cuantos besos y abrazos nos han sido hurtados desde el pasado mes de marzo”, ha zanjado la alcaldesa toledana.

En el caso de la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha deseado “salud, paz y esperanza” para todos los vecinos y vecinas de Ciudad Real en su tradicional mensaje de Navidad, que ha querido convertir en un gran “aplauso” a todos los trabajadores y trabajadoras que han dado lo mejor de sí durante la pandemia por el COVID-19.

“Deseo una feliz Navidad. Y a veces es complicado hablar de felicidad en estos tiempos. Pero tenemos que hablar de ello, de vivir una Navidad de esperanza, de sueños y de seguir trabajando. Y desde luego también deseo que el año 2021 sea un año absolutamente distinto, donde vuestros deseos se hagan realidad”, ha confiado.

LA “ESPERANZA” DE ROJO

Mientras, el alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha apelado a un 2021 cargado de “esperanza” y de “sentimiento de victoria frente al virus”.

Tras recordar a las personas tristemente fallecidas por la pandemia y agradecer el trabajo de los profesionales de la sanidad pública y también de los servidores públicos, ha pedido a la ciudadanía “esperar un poco más” para poder recuperar la normalidad mientras llega la vacuna.

“Lo que no podemos hacer es echarlo todo a perder en pocos días”, ha advertido el alcalde de Guadalajara, que ha urgido a que se respeten las normas “con las que hemos tenido que aprender a vivir para protegernos”.

“LA LUZ” DEL ARZOBISPO DE TOLEDO

Mensaje de optimismo ha querido lanzar también el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chavez, que ha coincidido en que “los últimos no han sido meses fáciles”, pues “la pandemia lo ha trastocado todo y el mal y el sufrimiento han irrumpido en nuestras vidas”.

“Lo hemos vivido con perplejidad y con impotencia. Al miedo al contagio, se añade la incertidumbre de familias enteras, que contemplan su futuro con temor y desconfianza. Son también miles los que han perdido seres queridos y van a vivir estos días con el corazón roto y con una herida difícil de curar”, ha añadido.

“En nuestros miedos y en nuestros desconciertos, y en las circunstancias duras que las que tenemos que afrontar los sufrimientos, o la enfermedad o la muerte, hay una luz que nada ni nadie es capaz de apagar, porque nada ni nadie es más poderoso que el amor de Dios, que se nos ha revelado en Jesucristo”, ha indicado en su mensaje navideño.

“Pido al Niño Dios que nazca esta Navidad en nuestros corazones, en nuestras familias, en la Iglesia diocesana de Toledo y en el mundo entero. Necesitamos de su luz para caminar y para tomar las decisiones que con las que construir nuestro futuro”, ha concluido el primado toledano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here