A las 10.00 horas de este sábado, hasta tres carreteras de la red principal en el entorno de la capital toledana permanecen cerradas al tráfico por intransitables debido a la nieve dejada desde este viernes por la borrasca Filomena.

En concreto, según informa la Dirección General de Tráfico y recoge Europa Press, está cerrada la CM-40 en el entorno de Bargas; la CM-42 en Toledo capital; y la circunvalación de la ciudad, la TO-22, a la altura de Mocejón.



En la región, las carreteras más importantes de la red principal permanecen en nivel rojo y con tránsito prohibido a camiones y articulados.

Así, en Cuenca, hay varios puntos a lo largo de la A-3, la A-31, la A-43 y la AP-36 afectadas; en Guadalajara están afectadas a este nivel tanto la A-2 como la R-2; y en la provincia de Toledo lo mismo ocurre con la A-4, la A-40, la A-42, la A-5 y la AP-36, así como en la radial 4.

AUTOVÍA DE LOS VIÑEDOS

De su lado, el consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha señalado que en la Autovía de los Viñedos que trascurre por las provincias de Ciudad Real y Toledo se ha reabierto el tráfico después de que la caída de un cable ha cortado ambas calzadas en el kilómetro 32.

La carretera permanece transitable y sin nieve en la calzada, con un carril lento, desde el kilómetro 52 a 65 y dos carriles desde el 65 al 127 y se mantiene nueve quitanieves trabajando.

El Gobierno regional se ha planteado que haya una quitanieves de guardia en este tipo de vías para sacar, para rescatar a todas las personas que «por algún despiste se han metido en la autovía aún está habiendo sido cortada», así como «movilizaciones importantes para ayudar en la medida de lo posible a los ayuntamientos más afectados».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre