El tiempo estable predominará en la mayor parte del país hasta este sábado, excepto en algunas zonas, en las que se notará la influencia de la borrasca Karim, que está actualmente en el Atlántico norte, en una zona situada entre el sur de Islandia y el oeste de las islas Británicas, por donde circulará en los próximos días y dejará vientos fuertes en el tercio norte y lluvias en Galicia.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que a pesar de su distancia de España, es un área de bajas presiones muy extensa y en su seno se formarán además, pequeñas bajas secundarias que a partir de este viernes provocará un temporal marítimo en Galicia con olas de hasta cinco metros y también dará lugar a rachas de viento muy fuertes, superiores a los 90, 100 o incluso 110 kilómetros por hora en el tercio norte peninsular, sobre todo en Galicia y en los entornos de la Cordillera, Cantábrica y Pirineos.



El sábado también podrían soplar rachas de viento muy fuertes en el entorno del Sistema Central.

Karim es un frente muy activo y desde este viernes dejará precipitaciones en Galicia que en oeste de la comunidad podrán ser localmente fuertes y persistentes. El portavoz señala que se trata de un frente frío que será muy extenso y también llegará hasta Canarias, donde se producirán lluvias abundantes en la vertiente norte y oeste de las islas occidentales que incluso podrían ser localmente fuertes.

Por otro lado, como los vientos que impulsa Karim son de componente sur y suroeste, es decir de carácter templado, esto hará que el viernes y el sábado suban las temperaturas de forma generalizada, según informa Del Campo, que destaca que «apenas» habrá heladas nocturnas y durante el día los termómetros llegarán a valores más altos de lo normal para estas fechas en el Cantábrico oriental.

Por ejemplo, ha pronosticado que el sábado se podrían superar los 22ºC en ciudades como Santander, Bilbao o San Sebastián, unos valores que son «más propios de finales de mayo que de mediados de febrero».

Las temperaturas serán «primaverales», propias del mes de abril y cercanas a los 20 o 21ºC en la zona centro, en ciudades como Madrid, Toledo, Ciudad Real y oscilarán entre los 22 y los 24ºC en el sur y sureste peninsular. De hecho, espera que en ciudades como Sevilla, Córdoba o Murcia superen los 24ºC.

Pero el domingo se producirá un «cambio de tiempo», ya que el portavoz señala que el frente que el día anterior afectaba a Galicia y Canarias irá avanzando de oeste a este y dará lugar a precipitaciones generalizadas en la Península.



Al mismo tiempo, se formará una pequeña borrasca del Mediterráneo Occidental, entre la Península y Baleares, que también provocará lluvias en el Mediterráneo.

Del Campo precisa que las precipitaciones más abundantes se esperan el domingo, en las reginoes cantábricas y en el entorno del sistema Central y en el área del Estrecho.

Como la borrasca mediterránea aportará vientos húmedos del este a aquella zona y al área mediterránea, también se prevén allí algunas lluvias en general más débiles que bueno era afectar a buena parte del tercio oriental peninsular.

Después del paso del frente, los vientos girarán del sur a componenteoeste, que son «mucho más frescos» lo que provocará un descenso térmico significativo, de hasta 8 o 10 grados en puntos del Cantábrico y de Andalucía Oriental.

Por tanto, la nieve hará acto de presencia en la mitad norte y zona centro a partir de unos 1.000 metros e incluso por debajo de esa altura en la cordillera Cantábrica.

El portavoz añade que el domingo el viento seguirá soplando con fuerza en los Pirineos y en zonas altas de la mitad norte de la Península, mientras que el lunes la «pequeña» borrasca mediterránea seguirá dando lugar a precipitaciones en la mitad oriental peninsular, sobre todo en el nordeste y norte de la Comunidad Valenciana.

En ese sentido, ha precisado que esas precipitaciones podrán ser abundantes en el Pirineo catalán a partir del martes y, aunque todavía hay bastante incertidumbre en el pronóstico, es posible que una bolsa de aire frío en capas altas de la atmósfera se desgaje de la circulación general atmosférica y de lugar a una DANA, que se situaría sobre el norte de Argelia.

Desde allí podrán llegar precipitaciones al sureste peninsular, especialmente, a puntos de la Comunidad Valenciana, de Murcia y Andalucía oriental, aunque no serán intensas.

En cuanto a las temperaturas, señala que el lunes seguirán bajando y habrá heladas nocturnas en la meseta norte la madrugada de ese día y también en la madrugada del martes, pero los termómeetros se recuperarán a partir del mediodía. El martes se mantendrá un ambiente templado para esta época del año.

De cara al resto de la semana, ha adelantado que a partir del miércoles es posible que lleguen nuevas borrascas atlánticas que dejarán lluvias principalmente en la mitad occidental.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre