Temperaturas de récord de calor y nieblas darán la bienvenida este viernes a ‘Justine’ que llegará con vientos muy fuertes y lluvias que entrarán desde el noroeste peninsular, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que destaca que esta es la quinta borrasca de gran impacto que atraviesa España en este mes de enero.

La portavoz de la AEMET Beatriz Hervella, ha destacado que después de los récord de temperaturas mínimas alcanzadas durante la ola de frío de este mes, que llegaron a superar los -25 grados centígrados (ºC) en el interior peninsular, a los 26ºC de máxima a los que se llegó este martes en Valencia, lo que supone una diferencia de más de 50 grados centígrados de contraste en apenas dos semanas.



Además, Hervella ha informado de que este martes se ha superado un récord en Salamanca, que ha tenido la temperatura mínima más alta para un mes de enero de su historia, con 10,8ºC; en Ávila, con 8,7ºC y Ciudad Real, con 11,3ºC.

Asimismo, se superó el anterior récord de mínima más alta para un mes de enero en la serie histórica de Valladolid, con 10,3ºC que dejan atrás al anterior récord de enero, de 1995.

En cuanto a las máximas, en Valencia el miércoles llegaron a 26ºC, una temperatura que iguala la máxima histórica en la capital del Turia para un mes de enero, que fue la alcanzada el 5 de enero de 2012.



«Previsiblemente hoy aumentarán esas marcas históricas, puesto que las temperaturas máximas aún seguirán subiendo en el litoral mediterráneo, en Canarias y, en general, en buena parte del tercio sur y en concreto en Murcia, la Comunidad Valenciana y Canarias», pronostica la portavoz.

De hecho, espera que las máximas superen los 25ºC en buena parte de la Península, unos valores que superan entre 5 y 10 grados las temperaturas normales para estas fechas.

Por lo demás, espera que este jueves sea un día similar al miércoles, marcado por nieblas matinales, que están siendo especialmente intensas en las cuencas del Duero, Tajo y Guadiana y de nuevo veremos precipitaciones en el oeste de Galicia, que serán más intensas y frecuentes en el suroeste de Coruña hacia el final del día.



La portavoz no descarta lloviznas dispersas en otras áreas de Galicia, Asturias y nordeste de Castilla y León y viento significativo en la zona norte de Galicia, donde soplará fuerte de sudeste. Precisamente, añade que los «únicos» avisos de riesgo activos se concentran en Galicia por mala mar, con vientos de fuerza 7 en el litoral de La Coruña y rachas de viento superiores a 80 kilómetros por hora en la Marina lucense.

Pero la realidad es que estos avisos son un anticipo del cambio «destacado» de la configuración atmosférica que se sentirá mañana con la llegada de ‘Justine’, la décima borrasca de gran impacto de la temporada y quinta en lo que va de mes de enero.

En su avance hacia la Península y que esta noche se profundizará «muy rápidamente» y se intensificará en un proceso de ciclogénesis explosiva. ‘Justine’ provocará un importante temporal de mar y viento en el Cantábrico.

No obstante, informa de que para que esto se produzca el centro de bajas presiones tiene que disminuir su presión «mucho y muy rápidamente», hasta llegar a 24 milibares en 24 horas en latitudes situadas en torno a los 50 o 60 grados y la latitud de la Península Ibérica está en torno a 40º. Así, señala que hasta últimas horas de este jueves no se producirá esta intensificación como para confirmar que la ciclogénesis explosiva.

En todo caso, espera que los efectos más destacados de Justine se noten sobre todo durante la segunda mitad del viernes y previsiblemente a lo largo del sábado.

Las primeras comunidades afectadas serán Asturias y Galicia, donde se han activado avisos de riesgo (nivel amarillo) por lluvia a partir del medio día del viernes en las Rías Bajas y por rachas muy fuertes de viento, de 70 a 90 kilómetros por hora en prácticamente toda la comunidad gallega, a la que se le une el suroeste de Asturias y Picos de Europa.

También espera avisos por vientos costeros en el litoral de La Coruña y previsiblemente el sábado aumentará listado de avisos activos por viento en la cornisa cantábrica y en zonas altas de la mitad norte, así como en el tercio este. A estos avisos se unirá el riesgo importante (naranja) por fenómenos costeros en la cornisa cantábrica, especialmente en los cabos y promontorios donde el viento puede alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora.

El progresivo desplazamiento de la borrasca durante el sábado producirá un fuerte gradiente de presión sobre el Cantábrico y esto provocará vientos muy fuertes de componente oeste que a partir del sábado a mediodía podrían alcanzar fuerza 9, con olas que probablemnte supere los 8 metros de altura.

Estas condiciones se irán traslandando rápidamente de oeste a este por el cantábrico el sábado por la tarde, cuando coincidirá con la pleamar, por lo que el oleaje se verá reforzado.

También prevé la portavoz temporal de mar en el litoral oriental andaluz, Melilla y Baleares, donde esperan vientos del oeste con fuerza 7 y olas de 3 a 4 metros.

Será el domingo cuando el viento empiece a amainar de oeste a este aunque el temporal aún seguirá afectando al Cantábrico durante la primera mitad del día.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre