La inestabilidad atmosférica predominará este fin de semana sobre la Península ya que se esperan chubascos tormentosos que serán más frecuentes por la tarde y en el norte de la Península, e incluso en algunos puntos podrían ser fuertes, mientras que las temperaturas serán cálidas, sobre todo el sábado, cuando se pasará de 30 grados centígrados en muchas zonas de la mitad sur e incluso 35 grados centígrados (ºC) en el valle del Guadalquivir.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, ha explicado que la inestabilidad y los chubascos vespertirnos se mantendrán estos días después de que estos días se hayan acumulado copiosas cantidades en algunos puntos de las zonas de montaña.

En concreto, ha precisado que este miércoles por la tarde los chubascos tormentosos de este miércoles dejaron en una hora 25 litros por metro cuadrado en Teruel y 21 litros por metro cuadrado en Soria, e incluso en algunos momentos en Teruel la precipitacion fue torrencial e incluso con granizo.

De cara a este viernes, el portavoz prevé que los cielos estén «enmarañados» de nubosidad de la mayor parte de España. Por un lado, en el sureste peninsular y en Baleares habrá chubascos tormentosos que localmente podrían ser fuertes y extenderse a entornos montañosos y aledaños del este de la Península.

Además, un frente no muy activo atravesará el territorio y a su paso puede dejar chubascos y tormentas en la mitad norte e incluso en la meseta pueden registrarse las denominadas «tormentas secas», es decir, aquellas con actividad eléctrica, pero poca precipitación.

De nuevo el portavoz añade que este viernes se espera polvo en suspensión en el este y en el sur peninsular y en Baleares, por lo que las precipitaciones en esas zonas irán acompañadas de barro.

El viernes descenderán las temperaturas en la meseta norte y subirán en Andalucía; se superarán los 30ºC en la cuenca del Ebro y en los valles del Guadiana y del Guadalquivir e incluso los 32ºC en estas dos últimas zonas.

Respecto al sábado, Del Campo expone que será otra jornada más en la que crecerán de nuevo las nubes de evolución diurna que desembocarán en chubascos acompañados de tormenta.

Estos chubascos serán probables en amplias zonas de la Península, aunque en general los chubascos serán dispersos aunque se producirán con mayor probabilidad en la mitad norte, especialente en áreas montañosas y aledañas, pero también pueden registrarse en la meseta sur y en las montañas colindantes.

«Las temperaturas subirán claramente el sábado en las dos mesetas y en el área mediterránea», pronostica el portavoz que adelanta que en esas zonas la subida será de hasta 6 u 8 grados centígrados respecto al día anterior.

«Hablaremos de un sábado caluroso para la época, con temperaturas superiores a 30ºC en amplias zonas de la Península, como del interior sur de Galicia, meseta norte, Cuenca del Ebro, interior de las regiones mediterráneas, zona centro y mitad sur», prevé. Incluso apunta que en el valle del Guadalquivir podrán superar los 35ºC.

En cuanto al domingo el portavoz espera una «situación similar». De ese modo, señala que habrá cierta inestabilidad atmosférica que se traducirá en nubes de evolución diurna que irán conformando chubascos tormentososm sobre todo en el nordeste, en el entorno de la cordillera Cantábrica y, de forma más dispersa, en puntos de las dos mesetas, área mediterránea y Baleares.

En general el domingo los termómetros bajarán «un poco» en la mitad norte e interior de las regiones mediterráneas, sobre todo por la mayor presencia de nubes, pero continuarán subiendo en el sur y oeste peninsular.

De ese modo, espera que el domingo se superen los 34ºC a 36ºC en buena parte de Extremadura, el este de Castilla-La Mancha y Valle del Guadalquivir, donde incluso podrán superar los 36ºC de forma local; en el sur de Castilla y León y de Galicia las máximas superarán los 30 o 32ºC mientras que en puntos de Aragón y Cataluña, pese al descenso térmico también podrían pasar de 30ºC.

De cara a la próxima semana, el portavoz pronostica que la situación comenzará de manera similar, con inestabilidad atmosférica que se traducirá en chubascos dispersos, más frecuentes e intensos a partir del mediodía, especialmente en zonas de montaña y aledañas, y que podrán ir acompañados de tormenta.

Por el contrario, serán «poco probables» en el suroeste de la Península y las temperaturas seguirán ascendiendo en general y el ambiente en general será cálido para la época del año en el sur y en el oeste de la Península.

De nuevo pasarán de 34ºC en el valle del Guadalquivir, al menos hasta el jueves; de 32ºC a 34ºC en la zona centro y suroeste, es decir, en zonas bajas de Castilla y León en Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La, Mancha y Andalucía occidental Más de 32ºC alanzarán en zonas de la mitad norte como el interior de Galicia, la cuenca del Ebro y otras zonas bajas del nordeste.

Del mismo modo, podrán superar los 32ºC en puntos de la meseta norte y el portavoz avisa de que a partir del lunes ya se empezará a hablar de «noches tropicales», es decir, aquellas en las que el termómeetro no desciende de los 20ºC durante la noche en puntos de Extremadura, Andalucía, oeste de Castilla-La Mancha y litoral mediterráneo.

Respecto a Canarias, explica que durante este fin de semana los intervalos nubosos afectarán al norte de las islas de mayor relieve, donde se esperan algunas lloviznas.

Mientras, en el resto del archipiélago los cielos estarán poco nubosos y las temperaturas subirán, especialmente el domingo, cuando podrán superarse los 30 o 32ºC en el sur de Gran Canaria. Ese día soplarán los vientos fuertes en las cumbres.

La próxima semana en Canarias comenzará con régimen de vientos alisios y con descenso térmico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here