Los cambios de temperatura propios de la primavera marcarán esta primera semana completa de abril, que estará dividida en dos partes meteorológicamente hablando: frío en la mitad norte y ambiente más templado en el sur, y precipitaciones a partir del jueves, según ha adelantado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

Así, el portavoz ha detallado que hasta el miércoles predominarán los vientos del norte con pocas lluvias en general, dejando un ambiente frío en la mitad norte y más templado en el sur. Sin embargo, a partir del jueves, con el paso de frentes atlánticos, las temperaturas se recuperarán y llegarán Las lluvias, en el marco de una situación de «cambios de tiempo bruscos en algunas zonas muy típicos de la estación», como ha precisado Del Campo.



De momento, este lunes se presenta con tiempo en general estable, con cielos poco nubosos, aunque a lo largo del día surgirán nubes de evolución que pueden dar lugar a chubascos acompañados de tormenta en el interior de Andalucía, sur de Castilla-La Mancha puntos de la Región de Murcia, de la Comunidad Valenciana y también en Baleares. Por la noche irán en aumento las nubes en el área cantábrica, sin que se descarte por esa zona alguna llovizna débil.

Los vientos del norte soplarán con intensidad en el litoral gallego y en el Ampurdán y las temperaturas en general subirán, superándose los 25 grados (ºC) en los valles del Guadiana y del Guadalquivir y en puntos de Cataluña y de la Comunidad Valenciana a partir del martes.



En las Islas Británicas, Francia y Europa Central, la llegada de una masa de aire muy frío procedente de latitudes altas provocará temperaturas muy bajas para la época que en España también se notarán pero de manera mucho más suave.

Así, el martes, Del Campoo ha explicado que «lo más destacado de la jornada, meteorológicamente hablando, será el notable descenso de las temperaturas que se producirá en el tercio norte peninsular por la llegada de estos vientos fríos del norte», lo que provocará bajadas en los termómetros de entre 8 y 10ºC con respecto al día anterior.



El martes también llegarán las nubes y la nubosidad será abundante en el Cantábrico. Los vientos del norte darán lugar a algunas lluvias débiles, durante la primera mitad del día, con cotas de nieve bajas para la época, en torno a los 700 u 800 metros.

En el resto de España, en cambio, predominarán los cielos poco nubosos. No habrá lluvias y las temperaturas este día incluso subirán en el centro y sur peninsular, donde no llegarán los vientos fríos del norte.



De hecho, el ascenso puede ser notable en puntos del sureste peninsular por lo que será una jornada de fuertes contrastes de temperatura entre el tercio norte y la mitad sur de la Península, como ha indicado el portavoz de AEMET. De este modo, en el norte se esperan temperaturas entre 5 y 10ºC por debajo de lo normal, frente a los entre 5 y 10ºC por encima de lo habitual en el centro y sur del país.

A modo de ejemplo, Del Campo ha señalado que ciudades como Vitoria, Pamplona o Burgos tendrán un ambiente invernal, con mínimas próximas a los cero grados y máximas que no superarán los 10ºC, mientras que Sevilla, Córdoba o Murcia tendrán máximas cercanas a los 30ºC.



El miércoles amanecerá con ambiente frío en el interior, con heladas nocturnas en zonas de montaña, meseta, norte y páramos de la zona centro y, además, en algunos puntos, pueden producirse heladas intensas para la época del año, principalmente en los Pirineos, este de Castilla y León, nordeste de Castilla, la Mancha y sur de Aragón, donde en algunos puntos podría llegar a los 5ºC bajo cero.

El portavoz ha hecho alusión a la ciudad de Teruel, donde este miércoles se registrará una mínima de 3ºC bajo cero, mientras que en otras ciudades como León, Ávila, Soria, Huesca, Burgos, Pamplona, Vitoria o Valladolid también bajarán las temperaturas diurnas.



En la vertiente mediterránea, el descenso será extraordinario en muchos puntos, con registros máximos entre 10 y 12ºC inferiores a los del día anterior en puntos de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia. En el caso de la ciudad de Murcia, se pasará en un día de una máxima de casi 30ºC el martes a no más de 18-19ºC el miércoles.

En cuanto a las precipitaciones, serán escasas el miércoles y afectarán en forma de chubascos débiles a puntos del área mediterránea. Además, seguirán los vientos del norte, el cierzo y la tramontana, aunque con tendencia a amainar.

CAMBIOS DESDE EL JUEVES



A partir del jueves, se comenzarán a notar algunos cambios en el tiempo. En primer lugar, Del Campo ha avanzado que se producirá el cese definitivo de los vientos del norte y habrá una subida notable de las temperaturas mínimas y máximas, especialmente en el tercio norte, donde la subida puede ser notable o extraordinaria.

De este modo, si en Vitoria, Burgos o Pamplona no pasarán de los diez grados el martes, el jueves llegarán a los 20-22ºC, una situación que Del Campo ha calificado de «vaivenes de temperatura» pues también se superarán los 20ºC en otros muchos puntos del tercio norte y mitad occidental de la Península.

En el litoral mediterráneo, el jueves se esperan algunas lluvias en el área del Estrecho y Melilla, que generarán nubes de evolución diurna con chubascos tormentosos en zonas del interior, especialmente en áreas montañosas y altas montañas de la mitad occidental peninsular.

El viernes, con la llegada de un sistema frontal, en el noroeste peninsular habrá precipitaciones que se extenderían al resto de la mitad norte del sábado y el área mediterránea del domingo, con temperaturas que ya durante la última parte de la semana no experimentarán en general grandes cambios después de la subida prevista para el jueves.

En cuanto a Canarias, Del Campo ha precisado que se mantendrá durante prácticamente toda la semana con régimen de vientos alisios y lluvias débiles en el norte de las islas más montañosas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre