El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha censurado que el Decreto en el que se aprueban las medidas restrictivas en la Comunidad Autónoma se haya publicado «de madrugada» tras una tarde en la que el Gobierno de Emiliano García-Page «no daba respuesta» a los ciudadanos que estaban preocupados ante las decisiones adoptadas.

Así lo ha destacado durante una entrevista en el programa ‘Es la mañana de Federico’ de esRadio, donde ha lamentado que García-Page salió este lunes anunciando estas restricciones tras «un mes sin aparecer». «Un mes donde el Gobierno de Page, literalmente, no ha estado», ha añadido.



El líder de los ‘populares’ en la región ha incidido en el «drama» que se vive en Castilla-La Mancha con un presidente que «no está al frente» de la región y que «se pone una vez al mes esa gorra de discurso nacional» tratando de parecer «aquello que no es». «Es igual que Sánchez», ha aseverado.

Núñez ha recordado que el PP regional ha reclamado a García-Page que esta Navidad hubiera trabajo, con reuniones y plenos, pero el Gobierno regional «ha desaparecido» desde antes de las fechas navideñas, con un consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que apareció ayer después de un mes sin comparecencias públicas.

Según ha añadido Núñez, han aparecido para «prohibir», cerrando la hostelería, el ocio o los gimnasios o para cerrar perimetralmente los municipios de la región y, además, evita indemnizar a los sectores afectados como le está reclamando el PP, ya que ni García-Page ni Sánchez «quieren rescatar a la hostelería».



Algo que, ha dicho, «no sorprende», ya que Page «lleva toda la pandemia haciendo esto». «Primero anda desaparecido y cuando aparece es para decir barbaridades».

El presidente regional del PP ha asegurado que el jefe del Ejecutivo autonómico, durante la pandemia, dijo que los médicos «eran unos vagos y que no «grabaran vídeos»; que los maestros «querían 15 días de vacaciones»; que en las residencias de mayores vivía «la gente no válida» o que daba «igual» el número de fallecidos porque ya «echaríamos cuentas».

«Esto es lo que tenemos en Castilla-La Mancha, un Page que es igual que Sánchez» y que, además, «está desaparecido». El líder de la oposición ha indicado que el presidente de la Junta aprobó los presupuestos y, desde entonces, cuando en la región aumentan los contagios, la presión hospitalaria o la incidencia acumulada, «no está».

HOSPITAL DE TOLEDO



De otro lado, el presidente regional del PP ha señalado que con la llegada de la pandemia y con el colapso del sistema sanitario de Castilla-La Mancha, García-Page mantiene el nuevo Hospital Universitario de Toledo cerrado, recordando que desde el PP se le pedía su apertura inmediata para luchar contra el COVID-19, una idea que el Ejecutivo regional «desoyó».

En otoño, según ha relatado Núñez, el presidente regional hace una inauguración «por todo lo alto», pero la realidad es que hoy si un ciudadano tiene que ser atendido por COVID «no puede ir al nuevo centro» o durante estos días en los que se han producido caídas y fracturas como consecuencia del temporal «no se podía ir al nuevo», algo que se ha agravado por los problemas en el Virgen de la Salud, donde «se estropeó la calefacción» y los pacientes tuvieron que soportar temperaturas de -12 grados.

«Las autoridades sanitarias lo que recomendaban era que los pacientes fueran a por mantas, mientras un nuevo hospital está cerrado en la otra punta de la ciudad», ha criticado Núñez.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre