El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que podrían existir dificultades jurídicas de cara a mantener desde las comunidades autónomas toques de queda sin el amparo del estado de alarma una vez que esta figura desaparezca el próximo domingo.

Desde un acto institucional en Talavera de la Reina, ha recordado que levantará el cierre perimetral de Castilla-La Mancha desde este lunes, pero ve «difícil» mantener ese toque de queda desde la perspectiva jurídica autonómica, aunque se pueden tomar medidas para seguir «llamando a la prudencia» una vez que decaiga el estado de alarma.

Así, ha recordado que él mismo fue «proclive» a pedir aguantar el toque de queda un mes más, pero ha reconocido que ahora es «delicado» mantener este extremo.

Por ello, se han pedido informes jurídicos al Consejo Consultivo para ver qué decisión tomar al respecto, algo que hará antes del sábado.

«No nos vamos a bajar del autobús en el último tramo y vamos a seguir hasta el final, dando la cara y asumiendo responsabilidades. Pero, obviamente, las que podemos, porque las que no podemos tomar, no las podemos tomar», ha indicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here