UGT ha pedido mayor inversión en Educación para evitar la masificación de las aulas y las sobrecargas en los horarios lectivos de los docentes, una inversión que también debe redundar en seguir garantizando la seguridad sanitaria, condiciones laborales adecuadas para los profesores y en mayor calidad educativa para el alumnado.

Durante una rueda de prensa ofrecida para dar cuenta del balance del curso escolar 2020-2021 que ahora termina, el responsable de Enseñanza de UGT Servicios Públicos Castilla-La Mancha, Manuel Amigo, ha calificado de acertada la medida de la Consejería de volver a la educación presencial en todos los niveles ya que “es la mejor manera de tener una educación inclusiva, equitativa y de calidad”.

No obstante, insiste en que “es preciso sumar a esa presencialidad garantías de seguridad sanitaria, buenas condiciones laborales para los docentes y calidad educativa”. El sindicato considera muy elevadas las actuales ratios de la región, con 25 alumnos en la Educación Infantil y Primaria; 30 en Secundaria; y 35 en Bachillerato.

“Incluso en condiciones normales, sin los efectos de la pandemia, es un número demasiado alto”, indica Amigo, quien añadía que en las etapas de Infantil, Primaria y Educación Infantil –donde la estrecha relación entre docentes y alumnos es fundamental para el adecuado desarrollo, aprendizaje y bienestar de los segundos– no debería haber más de 20 alumnos por aula, ha informado UGT en nota de prensa.

En relación a Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, advertía de que no se deberían superar los 25 alumnos por clase, alertando igualmente del impacto negativo que ha tenido la semipresencialidad entre estos estudiantes, no solo a nivel académico, sino también a nivel emocional.

Otro de los retos que debe asumir la Enseñanza en Castilla-La Mancha -defiende- es la de reducir la carga lectiva de los docentes.

A este respecto, espera que la reforma del currículo suponga la disminución de la carga burocrática.

UN HOMENAJE A DOCENTES

La Unión General de Trabajadores -haciendo balance del curso 2020-21- reivindica un homenaje para los docentes, el alumnado y sus familias por haber llevado a término “un año muy duro que comenzó lleno de incertidumbre y de miedo”.

De los profesores destacaba la “profesionalidad, dedicación y generosidad” que han demostrado en una situación en la que han puesto en riesgo su salud y la de sus familias.

También reconocía el esfuerzo y el desgaste del alumnado y de sus familias, atravesando un curso muy complicado desde el punto de vista sanitario y social.

Para el responsable de Enseñanza ha sido fundamental la ventilación constante en las aulas, el uso de las mascarillas y el aumento de las distancias de seguridad, medidas que han representado un esfuerzo importante por parte de los docentes y de los alumnos.

Por ello apuesta por seguir manteniendo las distancias e incluso ampliarlas.

Por último, en la rueda de prensa, Manuel Amigo hacía referencia a las Oposiciones de Enseñanzas Medias que comienzan el sábado 19 de junio, unas pruebas que -confía- se desarrollen con seguridad sanitaria.

“Se trata de una amplia Oferta de Empleo Público y es que serán 1.207 nuevos funcionarios de carrera los que se incorporen al sistema educativo en el curso 21/22”.

No obstante, señala que son plazas totalmente necesarias debido al envejecimiento de la plantilla y a la elevada precariedad laboral que padecen los docentes interinos, con un exceso además de jornadas parciales.

Reclama a la Consejería de Educación que atienda “de una vez por todas” la petición que hace siempre el sindicato para que aumente el número de docentes interinos que cobran durante el verano, máxime cuando Castilla-La Mancha es de las pocas comunidades autónomas que aún no paga los meses de verano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here