La coordinadora de Cs en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha apuntado, tras las elecciones autonómicas celebradas este martes en la Comunidad de Madrid, que su partido no va a “tirar la toalla” a pesar de que las circunstancias son “difíciles”, después de que la formación naranja no lograra entrar en el Parlamento madrileño.

Picazo ha asegurado que “Ciudadanos va a seguir trabajado para hacerlo posible”. “Este partido está formado por personas valientes que no tiran la toalla, que hacen lo correcto pese a que las circunstancias son difíciles. Toca reflexión, autocrítica y sobre todo trabajo”, según ha informado Cs en nota de prensa.

“Queremos mandar un mensaje de esperanza a todas esas personas que siguen creyendo que la polarización es nociva para la convivencia y que no se resignan a elegir bando de rojos o de azules. Hay una gran mayoría social que se siente representada por esa Tercera España, de centro. Por eso el centro no morirá nunca, por mucho que algunos se empeñen en matarlo”, ha declarado.

A juicio de la líder naranja, Edmundo Bal ha sido un “extraordinario candidato”, que se ha dejado la piel en esta campaña para que los madrileños pudieran ver que hay alternativa a los insultos y las descalificaciones.

Además, ha recordado que en las instituciones en las que Ciudadanos está presente, ya sea en la oposición, donde sus concejales y diputados hacen “una gran labor en beneficio de sus vecinos”, o donde están gobernando, como en Andalucía, en Castilla y León, en el Ayuntamiento de Madrid o en Castilla-La Mancha, con ayuntamientos ‘naranjas’ como el de Albacete, el de Ciudad Real o el de Guadalajara, demuestran “día a día que el centro político gestiona bien, con transparencia y para todos”.

LOS DIRIGENTES CIERRAN FILAS CON ARRIMADAS

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y otros dirigentes de Ciudadanos, como los diputados Guillermo Díaz, María Muñoz y Sara Giménez y el eurodiputado Jordi Cañas, han apostado este miércoles por la continuidad del partido y han cerrado filas con su presidenta, Inés Arrimadas, sin precisar qué errores propios pueden haber provocado el fracaso de Cs en las elecciones en la Comunidad de Madrid.

En declaraciones a los periodistas frente a la sede de la formación naranja tras participar en la reunión del Comité Permanente, Marín ha defendido que Ciudadanos está ahora “más vivo que nunca”, pese a haberse quedado sin representación en la Asamblea de Madrid al perder 500.000 votos respecto a 2019 y obtener solo un 3,57 %. Ha apuntado que, con el mismo porcentaje, Cs habría conseguido varios escaños en el Parlament de Cataluña o en la Cámara andaluza, donde solo se exige alcanzar el 3 %, en vez del 5 %.

“Estamos con ese sabor agridulce, pero con la confianza en que este proyecto político es necesario para España”, ha manifestado al recordar que gobiernan en Andalucía y Castilla y León y en municipios como Madrid o Granada.

TOCA HABLAR DEL FUTURO, NO DEL PASADO

En su opinión, la campaña electoral en Madrid ha sido “muy buena” y el cabeza de lista, Edmundo Bal, ha sido “el mejor candidato”, pero cree que quizá faltó tiempo para que los madrileños conocieran sus propuestas.

Cuando le han preguntado por la autocrítica, Marín ha respondido que “hablar del pasado no soluciona ya nada” y que ahora toca hablar del futuro, y por ello ha celebrado el anuncio de Arrimadas de que la dirección del partido hará visitas a los afiliados por toda España y luego celebrará una convención política.

“Nos toca trabajar para salir lo antes posible de esta situación, que ya llevamos varias elecciones en las que no hemos tenido buenos resultados, y creemos que en las próximas habrá un cambio de tendencia muy importante”, ha pronosticado.

Sobre Arrimadas, ha afirmado que siempre tendrá su apoyo, ya que confía en ella para recuperar el proyecto de Cs y le reconoce su “valentía” por haber asumido la presidencia “en el peor momento”, tras el hundimiento en las elecciones generales de noviembre de 2019.

LOS VOTANTES “ESPERAN QUE NOS REARMEMOS”

Para Villacís, Ciudadanos tiene que “responsabilizarse” de las más de 129.000 personas que les han votado este 4 de mayo y que “han apostado por la moderación y por el sentido común”. “Esa gente espera que nos rearmemos y que seamos fuertes”, ha dicho ante los periodistas, añadiendo que entre sus compañeros del Comité Permanente hay “motivación” para “luchar por el centro político” y por España.

Además, considera que Bal ha representado los valores de Cs en una campaña “muy digna”, rechazando “un Madrid de bandos” y abogando por la unión de la sociedad. Respecto a la autocrítica, ha afirmado que ya se hizo en la reunión que la Ejecutiva mantuvo el 15 de marzo — cuando Arrimadas amplió el Comité Permanente y Carlos Cuadrado y José María Espejo-Saavedra dejaron sus funciones como vicesecretarios– y ha pedido tiempo para que el proyecto “tenga recorrido”.

Por su parte, Guillermo Díaz, diputado en el Congreso por Málaga, ve positivamente que Arrimadas haya anunciado un proceso en el que “se va a escuchar a la afiliación” y que impulse una convención de julio para reivindicar que en política se hable de ideas y de propuestas para los ciudadanos, no de “con quién ibas en la Guerra Civil”.

Al igual que sus compañeros, piensa que la campaña en Madrid ha sido “bastante buena”. “Creo que hemos señalado fallos anteriormente en el partido, pero no creo que esta campaña haya sido un fallo”, ha declarado.

Otro miembro del Comité Permanente que ha expresado su confianza en el futuro de Ciudadanos es el exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio Aguado, que, a través de un mensaje en Twitter, ha agradecido a los votantes que, en medio de “los gritos, los insultos y la crispación”, escogieran “la papeleta del respeto, las propuestas y la concordia”. “En dos años volverá a haber elecciones en Madrid y volveremos a gobernar”, ha augurado.

VOLVER A SER DECISIVOS EN MADRID EN 2023

Lo mismo opina el eurodiputado Jordi Cañas, que ha comentado que trabajarán para que, cuando se celebren las próximas elecciones en la Comunidad de Madrid, en 2023, Cs alcance el 5 % de los votos y vuelva a entrar en la Asamblea y a ser decisivo.

Así que “tenemos que seguir trabajando y analizar aquello que tenemos que mejorar o que deba ser corregido” para “construir un proyecto que sea capaz de ilusionar a los españoles”, ha indicado. Además, ha asegurado que Arrimadas “tiene la confianza de toda la Ejecutiva” y “de toda la militancia” y ha descartado que deban producirse dimisiones.

La diputada Sara Giménez, que también está en el Comité Permanente, ha señalado que ella y sus ocho compañeros del Congreso van a seguir trabajando como hasta ahora porque están “fuertes” y “con muchas ganas” de continuar en Ciudadanos, que está “más vivo que nunca”.

NO DEJAR “HUÉRFANOS” A LOS ESPAÑOLES DE CENTRO

También se han pronunciado otros dirigentes de Ciudadanos que forman parte de la Ejecutiva, pero no del Comité Permanente, como el líder en el Parlament de Cataluña, Carlos Carrizosa, que ha declarado que, “por supuesto”, Arrimadas cuenta con su apoyo y que el partido no desparece por el mal resultado en Madrid: “Seguiremos”.

María Muñoz, portavoz económica de Cs en el Congreso, ha expresado su reconocimiento a Bal, “el mejor candidato” de las elecciones del 4-M, y ha avanzado que el partido concurrirá a los próximos comicios en Madrid “con propuestas, con convivencia, con concordia y con un mensaje de unión”.

Por su lado, la diputada de la Asamblea Regional de Murcia y coordinadora autonómica de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal, ha reafirmado su “apoyo y admiración” hacia Arrimadas, y tanto ella como Patricia Guasp, portavoz en el Parlamento de Baleares, han manifestado su compromiso de seguir trabajando por el centro político.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here