El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha demandado este sábado al Gobierno de España una estrategia de alcance nacional contra «el drama» de los incendios –como los ocurridos en las localidades albaceteñas de Yeste y Molinicos– «frente a la idea del fatalismo que ha consolidado el Gobierno de la derecha».



Así se ha pronunciado Sánchez durante su intervención en el XI Congreso Regional del PSOE que se celebra este fin de semana en Toledo y en el que Emiliago García-Page va a revalidar su cargo como secretario regional del partido en la Comunidad Autónoma.

Bajo el punto de vista del secretario general de los socialistas, el cambio climático «es uno de los grandes desafíos de este tiempo». Así, se ha referido igualmente a la «durísima sequía» que hay en el país y en la región, para exigir «de una vez por todas» un pacto nacional por el agua.

En otro orden de cosas, Sánchez ha indicado que el socialismo es hoy «más necesario que nunca» en el país y en Europa. «La socialdemocracia está llamada gobernar de nuevo en España y nuestra primera y principal tarea va a ser frente a la desigualdad», ha agregado.

DEMASIADAS VÍCTIMAS



«La grandeza de un país no se mide en términos de PIB o grandes cifras macroeconómicas sino en la capacidad de redistribuir la riqueza y no dejar a nadie en el camino», ha indicado, para agregar que «años de gobierno conservador con doctrinas de austeridad han dejado demasiadas víctimas en dependencia, educación o sanidad».

Según ha apuntado, con todas esas personas el país ha contraído una deuda social «que es necesario resarcir» como gobierno allí donde el PSOE tiene responsabilidad, pero también –ha apuntado– como sociedad «que no puede tolerar los niveles de pobreza infantil, el número de personas con todos sus miembros en paro o los salarios «que consolidan la figura del trabajador pobre».

«Nos tiene que entristecer profundamente que nuestra sociedad haya interiorizado la pobreza o que se haya acostumbrado a la desigualdad escandalosa y un socialista no puede tolerar sentir un profundo dolor de que cientos de miles de jóvenes, formados en nuestro sistema educativo, hayan emprendido el camino del exilio», ha argumentado.



Un momento de su discurso que el secretario general del PSOE ha aprovechado para poner en valor el Plan de Retorno del Talento impulsado por el Gobierno autonómico de Castilla-La Mancha, por el cual ha dado las gracias a Emiliano García-Page.

LOS MONSTRUOS DE «NUESTRO TIEMPO»

Con todo, Sánchez ha lamentado esta «inmensa deuda social» que «alimenta los monstruos de nuestro tiempo», para apelar al PSOE como parte de la historia de España «de la que se escribe con lágrimas y el esfuerzo de quienes con la reconquista de las libertades han hecho del trabajo diario el espacio desde el que transformar nuestra sociedad».

«En la vida y en la política es importante saber dónde se va pero más saber de donde se viene, yo soy y siempre seré leal a la historia de mi partido, que se ha caracterizado por la lucha y la conquista de derechos sociales y civiles», ha concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre