El presidente de Castilla-La Mancha y secretario general del PSOE en esa Comunidad, Emiliano García-Page, ha considerado que Íñigo Errejón, como líder de Más País y tras el sorpaso de su marca madrileña a los socialistas de la capital en las últimas elecciones autonómicas se ha convertido en «la doble puntilla» de Podemos, pero ha avisado de que, «ni de lejos», será capaz de superar al Partido Socialista a nivel nacional.

«Pero el PSOE será mayoritario y con más representación en España», ha avisado, reconociendo en todo caso que está más cómodo con la marca que representa Errejón como escisión de Podemos. «Él representa la idea de converger con el PSOE o matizarlo; Pablo Iglesias la de arrasar al PSOE».

Otra de sus conclusiones tras los resultados de las elecciones madrileñas es que Cs y Podemos, «los grandes partidos que emergieron» durante la crisis «han entrado en barrena bastante clara».

En el caso de Podemos, incluso, ya podría llamarse «Pudimos»; mientras que Cs todavía «no ha desaparecido». «Vinieron a sustituirnos a PSOE y PP y ninguno se salió con la suya».

Tras ese análisis y en una entrevista posterior en Radio Nacional de España, ha reivindicado a PSOE y PP como los «grandes andamios» políticos del país como partidos «anticíclicos». «Estamos demostrando una resistencia extraordinaria», ha dicho, apuntando en su análisis que resta por ver «la evolución de Vox», si bien en todo caso ese extremo es algo de lo que «se tiene que ocupar el PP».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here