El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha pronunciado sobre los datos del paro conocidos este martes, y tras asegurar que la cifra que presenta la región, donde ha bajado en 1.609 personas, es «clamorosa», ha asegurado que evidencia que la Comunidad, en pleno año COVID, ha sido capaz de generar empleo, «no por casualidad», sino por la estrategia política del Ejecutivo autonómico.

García-Page se ha pronunciado de este modo durante la toma de posesión de la nueva consejera de Bienestar Social, Bárbara García, acto que ha coincidido con la publicación de esta estadística y que, a juicio del presidente, «no deja de ser llamativo».



El presidente regional ha destacado que en la región hay más empleo que hace un año y que la Seguridad Social cuenta con más afiliados, algo que «no es fruto de ningún milagro ni de la casualidad, sino de la estrategia pilotada por el Gobierno regional, con la Consejería de Economía, Empresas y Empleo al frente», que ha ido de la mano de los agentes sociales.

«Quiero agradecer a la sociedad de la región que haya cerrado filas en un momento de dureza. Estamos peor que hace un año, sin duda con más dolores, pero no nos hemos sentado a esperar a que nos lo den arreglado otros. Hoy podemos decir sin vanagloria ni resignación que somos la tercera comunidad con menos caída del paro, la región ha conseguido en un año de plena crisis tener más gente afiliada a la Seguridad Social, lo que pone de manifiesto que nos va a pillar con preparación y ganas infinitas y con el viento favorable para avanzar con ritmo vertiginoso», ha dicho el titular del Ejecutivo castellanomanchego, que ha defendido que ese avance se hará en favor de la «igualdad» y pensando en la gente que más lo necesita.

«VOLVIENDO A LA SENDA POSITIVA»



En el mismo sentido se ha expresado la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, que ha indicado que marzo es uno de los meses «más complicados» de analizar en cuanto a series históricas por la estacionalidad, el «efecto calendario» que hace que la Semana Santa sea durante esas fechas unos años y otros no y, en el caso concreto del último ejercicio, la pandemia de COVID, que ha marcado también la situación.

Durante la rueda de prensa que ha ofrecido para valorar los datos del paro del pasado mes, y tras repasar las cifras por sectores y por provincias, Chust ha reseñado que el desempleo ha bajado en las oficinas de las capitales de provincia y «de manera más destacada» en las de Hellín, Almansa, Puertollano y Talavera de la Reina.



La viceconsejera ha valorado el aumento en todas las provincias de los datos de afiliación, el incremento del número de autónomos respecto a febrero y respecto al mismo mes del año anterior y el aumento de los contratos.

No obstante, ha defendido la «prudencia» en el análisis debido a la situación «poco definida» del mes de marzo, por los motivos antes expuestos y porque fue el primer mes en el que hace un año se empezó a sentir la pandemia.



Aún así, los datos, ha revelado, «arrojan dos aspectos positivos» en Castilla-La Mancha, que esta «sigue siendo de las comunidades autónomas con mejor comportamiento en términos interanuales -la tercera en la que menos sube el paro en último año-, y que es la «que más empleo ha creado en últimos doce meses», lo que indica que se está «volviendo a la senda positiva» y que el Gobierno autonómico «sigue centrado en amortiguar los efectos de la crisis sanitaria en el mercado laboral».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre