El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reprochado la actitud de «aquellos y aquellas que en vez de condenar la violencia, contribuyen a la crispación política» y ha condenado de manera rotunda las amenazas recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

En un tuit, ha señalado que «ante las amenazas y la violencia», hay que aplicar «la justicia y la democracia».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre