El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que su Gobierno va a plantear la recuperación del Instituto de Promoción Turística suprimido con el Partido Popular en la legislatura 2011-2015, un organismo que «dará un impulso renovado a lo que ya se está haciendo» y permitirá a la región «competir en las mismas condiciones que otras autonomías».

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la inauguración del estand de Castilla-La Mancha en la Feria Internacional de Turismo Fitur, donde ha avanzado que este órgano tendrá «mentalidad de empresa, no burocrática ni administrativa».

Además, ha anunciado una inversión de 15 millones de euros destinada a renovar toda la señalización turística a lo largo de la Comunidad Autónoma.

Estas nuevas señales, ha indicado, servirán para poner en valor todos los atractivos turísticos de la región, desde la gastronomía hasta el paisaje pasando por el medioambiente o el patrimonio.

«Castilla-La Mancha engancha, y estos carteles van a aprovechar a toda la gente que está de paso de forma circunstancial, para que vayan viendo lo que encuentran a su paso», ha señalado.

«UN ESFUERZO BRUTAL»

García-Page ha dicho que muchas instituciones han hecho «un esfuerzo brutal» para que Fitur exista, y la región ha sido una de las autonomías que comprometió su presencia en esta cita «a pesar de las condiciones en las que se desarrolle».

«Era muy importante no hacer el vacío más tiempo. Esta feria va a terminar teniendo más importancia que otras ferias donde realmente nos tirábamos por la ventana», ha señalado García-Page.

Para García-Page, ser «la España de interior» quiere decir ser un punto de encuentro. «Y ya va siendo hora de que en España, en vez de competir por ser los más radicales, compitamos por ser los más moderados», ha afirmado el líder del Ejecutivo autonómico. Por ello, quiere «poner de moda ser moderado»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here