El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presumido este jueves de hacer desde la Administración de la Junta en lo que al servicio público se refiere “lo contrario” de lo que hacía la expresidenta regional, María Dolores de Cospedal, y ha añadido que cuando no está en el Palacio de Fuensalida sino en la sede del PSOE o en otra actividad también hace lo contrario que ella, “o al menos no hago lo que estamos todos conociendo”.

Durante el acto de reanudación de las obras del Centro de Salud del barrio de Santa Bárbara de Toledo, García-Page ha vuelto a referirse a la dimisión de Cospedal como diputada nacional del PP en el Congreso, para pedir a los responsables de la oposición en Castilla-La Mancha que empiecen a “darle la vuelta” a la situación y que “a esa política en diferido le den una mirada retrospectiva, retroactiva”.



“Que reconozcan que las cosas se han hecho mal y que este no es el camino”, ha añadido, convencido de que, de lo contrario, “la gente tendrá derecho a pensar que los que están harían lo mismo” teniendo en cuenta que “en los años pasados se pasaron el día aplaudiendo, jaleando, defendiendo y explicando lo inexplicable”.

Dicho esto, ha incidido, como en su primera valoración de este miércoles, en la necesidad de que la gente distinga la imagen de Castilla-La Mancha “con lo que haya podido hacer quien ha gobernando Castilla-La Mancha”, ya que lo que le importa es “el prestigio” y “la imagen de marca” de la Comunidad Autónoma.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre