El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que su Consejo de Gobierno prepara para el jueves de la próxima semana su estrategia para empezar a acometer la desescalada de medidas restrictivas una vez decaiga el estado de alarma el próximo día 9 de mayo, unos planes que se basan en «aligerar y mucho las restricciones y limitaciones», sin «ir más allá» de lo que permita el Estado y, en todo caso, «sin ir de 0 a 100, de negro a blanco, del todo a la nada».

Durante un acto público que ha servido para rubricar un nuevo plan de empleo en armonía con las diputaciones provinciales, García-Page ha apuntado que el documento servirá para determinar «hasta dónde se podrá llegar de cara a la última fase para acabar con el virus».



«La gente se está portando bien, la ciudadanía y el sector económico está aguantando la crisis con resistencia y resignación», ha asegurado el líder del Ejecutivo autonómico.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre