El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha ofrecido el nuevo hospital de Toledo para afrontar la campaña de vacunación masiva que en próximos días arrancará con el grupo de vacunación que contempla comenzar a administrar dosis a docentes y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en comparecencia pública tras reunirse en Toledo con el ministro de Agricultura, Luis Planas, en un acto en el que ha puesto de manifiesto que ya hay otros espacios a punto para poder albergar esta próxima fase de vacunación, como el recinto ferial de Talavera de la Reina.



Además, ha señalado que el buen ritmo de vacunación va a permitir adelantar a esta quincena la administración de vacunas al personal docente, formado por más de 40.000 personas; para a continuación comenzar con los agentes de la autoridad.

Según ha dicho, ahora hay «mitad esperanza, mitad cautela» en el contexto de la pandemia, pero cada día que pasa se acerca más «la luz» gracias a la vacunación.



En la región ya se ha avanzado mucho en la vacunación de grandes dependientes y mayores de 80 años, manteniendo la tesis de que «a finales de abril o principios de mayo estén ya vacunados los mayores de 70», un «punto de inflexión rotundo» en la recuperación económico. Pero ahora hay que «combinar la solución con la prudencia» sabiendo que la recuperación se retrasará aún unos meses.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre