El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido este viernes la labor del Rey Juan Carlos I como parte del «patrimonio público de la sociedad española» pero ha pedido que, en lo que atañe a su vida privada, se actúe con él «con la misma ortodoxia legal que con el resto de ciudadanos».

Ha incidido en la labor del Rey Juan Carlos en España, desde antes incluso de que fuera coronado rey para asegurar que es algo «a lo que no podemos renunciar y no podemos renegar», y que se tiene que separar «de actividades de tipo personal» y de su ámbito privado.



«Espero que se aclaren las cosas, le conviene a todo el mundo» y «sería bueno para todos», ha reconocido el presidente regional, que por otra parte ha rechazado, precisamente en la semana en la que se ha conmemorado el 23F, «contribuir a la especulación y a los que aprovechan todo, con causa o sin ella, para atacar una institución confundiendo las actividades personales».

A su juicio, «sería muy miserable darle alas a los que quieren acabar, a propósito de cualquier cosa, con lo que llaman el régimen del 78», que es la democracia del 78, ha criticado. «No creo que todo el mundo seamos perfectos las 24 horas del día», ha concluido, instando a diferenciar el patrimonio público de «las trastiendas de cada uno».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre