El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado confiado en que en los próximos días haya acercamiento de posturas entre los dirigentes de las comunidades autónomas para que las medidas restrictivas a adoptar para frenar el coronavirus en fechas navideñas sean uniformes en toda España.

En un acto desde Talavera de la Reina, García-Page espera ese acuerdo nacional para que «no haya distingos» en lo que ocurra en todas las partes del país, «se hable en el idioma en que se hable» en todas ellas.



Eso sí, ha defendido lo acertado de las medidas implementadas en Castilla-La Mancha en la segunda oleada de coronavirus. «Las medidas genuinamente regionales nos han permitido tener cifras, no buenas, pero sí dominables. Esto pone en evidencia a aquellas instituciones que al comienzo de las pandemias hizo lo fácil, aprovechar las desgracias para hacer la peor de las políticas posibles. Da resultado la actitud de la ciudadanía».

REUNIÓN CON CYL Y ARAGÓN PARA LA PRESTACIÓN DE SERVICIO DE SALUD

En la misma tónica de acuerdos entre comunidades autónomas, ha anunciado que en el corto plazo mantendrá reuniones con sus homólogos en Castilla y León y Aragón, Alfonso Fernández Mañueco y Javier Lambán, para abordar la colaboración de la prestación de servicios sanitarios en zonas limítrofes.

Así, ha apuntado que el hospital de Talavera da servicio a cerca de 32.000 cartillas sanitarias del área de Ávila; algo similar a lo que ocurre en la comarca de Molina de Aragón en Guadalajara, donde muchos de sus habitantes tienen que recibir servicios médicos de la vecina Aragón.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre