El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado su intención de recoger vía legislativa el blindaje de un nuevo derecho ciudadano como es el del acceso a las telecomunicaciones, un aspecto que su Gobierno ha decidido «no por una razón económica, sino de servicio público».

Durante su intervención en el foro ‘Wake Up’ organizado por El Español en Madrid, ha apuntado a la tendencia de incorporar la tecnología en todos los aspectos de la vida cotidiana, poniendo el ejemplo de la prestación de servicios sanitarios.



Así, ha apuntado que la evolución de las nuevas tecnologías propiciará que un ciudadano no tenga que moverse de casa para pedir una cita médica, o incluso «podrá ver por televisión la radiografía que le están haciendo a 200 kilómetros».

Por ello, vaticina un escenario en el que acabará siendo «evidente» que el éxito de la buena prestación de los servicios públicos «tendrá que ver con la tecnología», razón por la que blindar ese derecho de acceso a las telecomunicaciones es tan importante.



Eso sí, será un extremo para el que aboga la participación del sector público, pero siempre desde una «estrategia nacional de telecomunicaciones».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre