El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado confiado este miércoles en que en «pocos meses» la comunidad autónoma pueda poner en marcha un sistema preventivo de vacuna contra el coronavirus, y ha avanzado que el Gobierno regional ya tiene «todo previsto» para emprender una vacunación masiva cuando las dosis estén disponibles, hasta el punto de que está prevista la logística y concertado el sistema de distribución.

Durante su intervención en la presentación del proyecto aeronáutico de la empresa Skydweller en Valdepeñas (Ciudad Real), el jefe de del Ejecutivo regional ha realizado un nuevo llamamiento a la solidaridad entre países y regiones para superar la crisis, y ha puesto el ejemplo de Castilla-La Mancha, que acabará el año tramitando un millón de recetas a personas con tarjeta sanitaria de Madrid.

«Me siento orgulloso de que esta región atienda a miles de madrileños y españoles, y contribuya a descomprimir la presión sanitaria sobre el centro de España», ha dicho el presidente, para quien «es tiempo de solidaridad y de ser conscientes de que tenemos que salir juntos de esta crisis».

En este contexto, García-Page ha apelado a la prudencia frente al COVID-19 y ha defendido las medidas sanitarias impulsadas en la región, encaminadas a que, lo antes posible, se pueda dar la «buena noticia» de rebajar el nivel de restricciones, abordando el problema del virus de modo que «no suponga un trauma económico».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre