El Gobierno regional, a través del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha manifestado su oposición a la modificación de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura.

Además, el Ejecutivo Autonómico ha enviado sus alegaciones al informe preceptivo que apela al recorte de las transferencias hídricas entre el río Tajo y la cuenca del Levante español, según han informado fuentes de la Administración regional en un comunicado.



En este sentido, Luengo ha expresado que «la Comunidad Autónoma se opone rotundamente a la modificación de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura». Así lo ha destacado Luengo quien ha anunciado que ha enviado «las alegaciones pertinentes al Real Decreto del Ministerio que incluye un informe preceptivo orientado al recorte de los envíos de agua al Levante».

Al respecto, el consejero ha manifestado que el voto del Gobierno regional en el Consejo Nacional del Agua «ha sido frontal al cambio de las reglas por motivos ideológicos, lo que pone en serio riesgo el abastecimiento para regadío y consumo en la Región de Murcia». Luengo ha recordado que «la pretensión del Gobierno de España es rebajar de 38 hectómetros cúbicos a 27 hm3 cuando la situación sea de nivel 2».



Para Luengo «no es conveniente realizar un cambio de la norma en la situación actual, ya que está finalizando la tramitación de los planes hidrológicos, que afectarán a esta norma».

Asimismo, el consejero ha añadido que «actualizar una norma que está vigente desde hace más de cinco años cuando apenas queda poco más de un año para que, previsiblemente, se tenga que volver a modificar, carece de todo sentido».



De este modo, Luengo ha lamentado que «es intolerable que el Ministerio rehúye del consenso, la colaboración entre comunidades y el respeto a la ley, y que pretenda aplicar el sectarismo en una política tan importante como la hídrica, y no comprendemos que hasta la propuesta de borrador ni siquiera se ha atendido a las necesidades de las comunidades autónomas receptoras del trasvase Tajo-Segura, actuando sin tener en cuenta su opinión al respecto».

El consejero ha matizado que «el consenso alcanzado durante la tramitación del memorándum, en el que cinco comunidades autónomas se pusieron de acuerdo, se ha roto en la tramitación de la presente norma, ya que incluso en el informe evacuado por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, alguno de sus miembros puso en duda la oportunidad temporal de la modificación de la norma en estos momentos, cuando los planes hidrológicos de tercer ciclo están en una de sus últimas fases de tramitación».



Para valorar la «gravedad» de las modificaciones propuestas, el consejero ha explicado que «mediante este Real Decreto se pretende modificar las reglas de explotación, pero precisamente no se aborda una de las cuestiones más importantes y que sí han generado más dudas en la interpretación, y es el volumen a autorizar en situaciones hidrológicas excepcionales».

Por ello, «se debería haber aprovechado para incluir el denominado método ‘lineal 1/3’, que está proponiendo el Cedex en la Comisión Central de Explotación y que el Ministerio ignora cada vez que autoriza un trasvase en situación hidrológica excepcional», ha concluido Luengo.



Desde la Consejería han explicado que el método ‘lineal 1/3’ es un cálculo que se basa en la disponibilidad de agua para trasvasar desde Entrepeñas y Buendía a partir de la predicción del volumen de existencias durante los tres próximos meses.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre