La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha negado que el trasvase de agua del Tajo al Segura esté «en cuestión, en absoluto», ya que es una infraestructura «crítica» de la que se abastecen casi tres millones de españoles de Alicante, Murcia y Almería.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz ha añadido que la «iniciativa», en forma de borrador de Real Decreto, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico va en línea de «garantizar» el suministros, funcionamiento y la estabilidad del trasvase Tajo-Segura.

«Y no se van a cambiar de ninguna manera las reglas del trasvase», ha prometido Montero que ha añadido que el Gobierno quiere establecer un «marco de diálogo» que permita garantizar el funcionamiento de la infraestructura que «más tiempo del que debería» está sometida a circunstancias «excepcionales».

Montero ha indicado que «más de la mitad del tiempo» el trasvase está «en situación excepcional» y, «por tanto, eso no se corresponde en absoluto» con el espíritu de la norma que promueve el Ministerio para lograr su explotación estable».

«El Real Decreto de Modificación de las reglas del trasvase no va a recortar la cantidad de agua que se trasvasa sino a dar mayor estabilidad a esa transferencia y, por tanto, se beneficiará tanto a la cuenca que da agua como a la cuenca que la recibe», ha insistido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here