La Fundación Globalcaja Horizonte XXII e IESE Business School han celebrado su foro empresarial, en el que se han dado cita más de 60 directivos de la región y participantes en sus programas formativos de alta dirección. Han acompañado a los empresarios el presidente de la fundación, Rafael Torres Ugena; el presidente y el director general de Globalcaja, Carlos de la Sierra y Pedro Palacios; la directora general de HXXII, y Carla Avilés Rogel; y Natalia Centenera, Corporate Development, Director, IESE Madrid. El prof. José Ramón Pin ha impartido una conferencia-coloquio desde el aula virtual de la escuela de negocios sobre La resiliencia agile en épocas de crisis.

El foro ofrece formación de continuidad a los asistentes, además de pretender ser punto de encuentro en el que tejer redes que resulten beneficiosas para los participantes y, por extensión, para el tejido socioeconómico de Castilla-La Mancha. Por primera vez, y a fin de cuidar a los asistentes, la fundación ha celebrado este evento de forma online desde el aula virtual de la escuela de negocios.


Advertisement

El presidente de Globalcaja y vicepresidente de la fundación indicó que la resiliencia es aplicable a las personas y, de forma muy concreta, a los empresarios, cuyo esfuerzo en estos tiempos complicados quiso resaltar. En opinión de Carlos de la Sierra, para “superar las dificultades, hemos de hacerlo juntos”. El responsable de la cooperativa de crédito subrayó la “importancia y el valor de la formación en tiempos difíciles para no perder el tren de la competitividad” y concluyó que Globalcaja está en estrecho contacto con la economía de la región y, entre otras iniciativas, cuenta con el Fondo de Educación y Promoción, que dota económicamente con el 15% de sus beneficios, y gracias al que se pueden llevar a cabo iniciativas como el foro que, deseó, fuese de utilidad a los asistentes.

“El progreso depende de las empresas”

Por su parte, Rafael Torres, aseguró que actualmente tenemos abiertos “dos frentes: el sanitario y el económico”. El confinamiento, recordó, ha hecho que se pierdan beneficios, pero también puestos de trabajo. Por ello, “el progreso depende de las empresas; la iniciativa privada nutre económicamente a las iniciativas privadas, pero también a las públicas”, que cuentan con fondos gracias, en buena parte, a las aportaciones empresariales. Las empresas, explicó, necesitan rentabilidad para su supervivencia y para ser efectivas, lo que conlleva “mucho trabajo, sufrimiento y tesón”. El presidente incidió en que “en la fundación queremos ser útiles, ayudarles, y por eso nos aliamos con los mejores”, en referencia a IESE, cerrando su intervención con el deseo de que “tengan muchos beneficios” lo que repercutirá en toda la sociedad.

Natalia Centenera hizo un repaso a la actividad de la escuela de negocios, que ha visto cómo la apertura de su campus de Madrid se ha retrasado por culpa de la actual situación, y recordó que ahora se cumplen 10 exitosos años de la colaboración entre la Fundación Globalcaja HXXII e IESE.


Advertisement

José Ramón Pin habló del estrés organizativo que provoca la resolución de unos problemas a los que no estamos acostumbrados, aunque siempre hayan existido las crisis, y pidió a los asistentes que eviten el “negacionismo” inicial para hacer uso de la resiliencia como capacidad de enfrentarse a situaciones traumáticas, gestionarlas y superarlas.

Sobre la metodología agile, explicó que “un error no es un desastre, es un proceso de aprendizaje” y que sólo quienes han vivido muchas experiencias desarrollan resiliencia. Igualmente, defendió la necesidad de ejercitar la paciencia y la flexibilidad en la empresa, avanzando en periodos cortos y medidos y “corrigiendo el rumbo continuamente”. Para Pin, “se resisten mejor las crisis cuando somos agentes del cambio, cuando somos nosotros quienes lo promovemos”.

Igualmente, habló de la importancia de la planificación, la necesidad de analizar y revisar los procesos y de sacar lo positivo de cada situación, entrenando la resiliencia no solo de forma personal, sino en equipo y con el entorno. El profesor alertó de la urgencia del apalancamiento financiero, “la caja es importante”, al igual que lo es contar con activos más allá de los económicos, tanto individuales como organizativos.


Advertisement

Según su experiencia, el Covid ha hecho que se produzca una aceleración de la digitalización de la economía empresarial, ha provocado la pérdida de unos puestos de trabajo mientras se ha creado la necesidad de otros, y ha creado un sentimiento de incertidumbre. Por ello, apuesta por un cambio cultural para liderar la flexibilidad, lo que puede requiere de inversiones en tecnología y líderes capaces de captar el estado emocional de los trabajadores, y que bien gestionado incrementa el sentimiento de pertenencia a la empresa

José Ramón Pin

Ph.D. en Ciencias Políticas y Sociología (Universidad Pontificia de Salamanca), MBA (IESE, Universidad de Navarra), Ingeniero Agrónomo (Universidad de Valencia) y Licenciado en Economía (Universidad de Valencia), José Ramón Pin es profesor Emérito del Departamento de Dirección de Personas en las Organizaciones. Recientemente fue nombrado miembro del Comité Académico de la Barna Business School. El profesor Pin es autor de los libros “Consistencia: la clave de la Dirección de Personas en la Organización” (Pearson Educación, 2006), “Tsunamis políticos: consejos y reflexiones para empresarios y directivos en su relación con la política” (Eunsa, 2010) y coautor con el profesor Guido Stein de “CEO, carrera y sucesión” (Prentice Hall, 2010). También ha publicado numerosos artículos científicos y de divulgación y mantiene su colaboración con diversos medios de comunicación.

Sus áreas de interés incluyen el desarrollo de las capacidades de dirección, las habilidades y la trayectoria profesional, la relación entre ética y procesos de dirección, las relaciones entre empresas y entidades gubernamentales y la motivación de los trabajadores con nuevos estilos de trabajo: trabajo temporal y teletrabajo.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre