El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha dicho que «no se ha producido ninguna llamada» en relación a si se le ha ofrecido ocupar la cartera ministerial del ramo en el futuro Gobierno de Pedro Sánchez.

A preguntas de los medios tras protagonizar un desayuno informativo organizado por el diario La Tribuna de Ciudad Real, Martínez Arroyo ha dicho que tiene «un compromiso en Castilla-La Mancha» como consejero de Agricultura, si bien ha continuado asegurando que está para «trabajar por el futuro del campo aquí o donde toque».

«Es verdad que vengo de otras ocupaciones, y antes de ser consejero fui en su momento director general. La vida da muchas vueltas, evidentemente, pero ahora la vuelta está aquí, en Castilla-La Mancha», ha manifestado.

LA REFORMA DE LA PAC, PRINCIPAL RETO DEL NUEVO GOBIERNO

En este contexto, Martínez Arroyo ha considerado que el principal reto del próximo Gobierno será la gestión del reparto de fondos de la PAC tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Así, ha reparado en que en primer lugar habrá una «difícil» negociación en primer lugar entre los 27 estados miembro, negociación que se hace más complicada en España toda vez que hay que negociar después entre las 17 comunidades autónomas.

En todo caso, se ha mostrado confiado en que el peso de Francia en esta negociación -país que «depende mucho de estos fondos- sirva para que la PAC «se mantenga fuerte» pese a la reducción de fondos globales que supondrá la salida del Reino Unido.

PESIMISTA ANTE EL PLANTEAMIENTO ARANCELARIO DE EEUU

Sobre la política arancelaria impuesto por la Administración Trump desde Estados Unidos a productos europeos, Martínez Arroyo no espera que se revoque antes del nuevo proceso electoral en el país norteamericano del próximo mes de noviembre.

«Es dramático que en el mundo global se tomen decisiones así. Hay que ser objetivos, no creo que el planteamiento de Trump sea facilitar entrada a productores europeos», ha lamentado el titular de Agricultura castellanomanchego.

En el caso de la situación de los productos de la región afectados por estos aranceles, ha dicho sobre el queso que en los primeros meses de 2020 habrá campañas de promoción de consumo a nivel nacional, a lo que ha sumado la incorporación del queso manchego al catálogo de productos que se venden en Mercadona, lo que ha considerado «un éxito».

En cuanto al vino, espera que de la mano del ICEX se puedan poner en marcha campañas de promoción específica, si bien ha reconocido que la promoción en terceros países de este producto a veces es «como darse golpes con un muro» a causa de la «terrible burocracia».

El consejero ha opinado que el futuro del sector agroalimentario pasa por vender en los diferentes mercados, sobre todo en el internacional, a través de las exportaciones, los productos de la región con el «valor de marca», detrás del cual está «el esfuerzo de mucha gente que quiere que vaya su nombre en un envase, el nombre de Castilla-La Mancha».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre