La inestabilidad, las lluvias y los chubascos seguirán afectando a la Península y Baleares este viernes y sábado, aunque a partir del domingo se irá imponiendo la estabilidad y subirán las temperaturas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que este fin de semana, sobre todo el viernes y el sábado, la atmósfera aún tendrá cierta inestabilidad, que se traducirá en chubascos localmente fuertes en el norte, este y centro peninsular, así como en Baleares.



Ya a partir del domingo, espera que predominen las altas presiones sobre todo el país y la inestabilidad se tornará en un ambiente seco y soleado en general y con temperaturas más altas. Así, ha destacado que a mediados de la próxima semana los termómetros rondarán los 30 grados centígrados en puntos de la mitad sur.

Hasta entonces, este viernes y sábado se seguirán formando nubes de evolución diurna que darán lugar a chubascos y tormentas en amplias zonas de la Península, sobre todo en el norte, centro y este de la Península y también en el archipiélago balear.



Además, informa de que estos chubascos pueden ser localmente fuertes, es decir, que se podrán acumular más de 15 o 20 litros en menos de una hora. Del Campo añade la posibilidad de que se produzcan granizadas en zonas de montaña de la mitad norte e incluso prevé chubascos en forma de nieve a partir de 1.200 a 1.400 metros de altura.

Las temperaturas descenderán el viernes y el sábado en el interior peninsular serán frescas para la época del año, entre 5 y 10 grados por debajo de lo normal para estas fechas.



Durante el día, las temperaturas en la mitad norte no alcanzarán los 20 grados centígrados en puntos del valle del Guadalquivir y del sureste.

Respecto al domingo, informa de que aunque volverán a formarse nubes de evolución en zonas de montaña del norte, centro y este y podrán producirse algunos chubascos que en general serán «más débiles, ocasionales y dispersos» que en jornadas anteriores y sólo se espera que sean fuertes en Cataluña, aunque todavía por aquí puede haber algunos acumulados fuertes.



Por otro lado, en el Cantábrico prevé lluvias durante la primera mitad del día, pero que irán cesando conforme avance la jornada de día.

En cuanto a las temperaturas, Del Campo destaca que ya el domingo comenzarán a subir y lo harán especialmente en el noroeste de la Península y en la mitad sur.



No obstante, aún predominará el ambiente fresco para la época e incluso prevé heladas nocturnas en zonas de montaña y puntos del norte de la meseta norte donde se producirán estas heladas, pero en general serán débiles.

Por otro lado, indica que en Canarias el fin de semana transcurrirá con intervalos nubosos, más abundantes en el norte de las islas de mayor relieve, con algunas lluvias débiles en general.



El portavoz ha subrayado que la estabilización del tiempo seguirá el lunes, cuando predominarán las altas presiones en superficie y durante los tres primeros días a la semana, cuando apenas se en las áreas cantábrica y mediterránea así como en Canarias, donde puede producirse alguna precipitación débil y aislada en el resto del país.

Del Campo insiste en que en general predominarán los cielos poco nubosos y las temperaturas ascenderán en la mayor parte de la Península. De hecho, espera que este ascenso será notable, de hasta 8 grados centígrados más que el día anterior, primero el lunes en la mitad norte y el martes en el este de la Península. El miércoles, la subida más acusada de los termómetros se experimentará en el sureste.



Por ejemplo, en Madrid se pasará de los 15ºC el sábado a los 22ºC el martes y los 24ºC el miércoles. En Zaragoza pasarán de 18ºC el sábado a los 26ºC el martes y miércoles. En Sevilla tendrán 22ºC el sábado y alcanzarán los 29ºC el martes e incluso el 31ºC el miércoles. Barcelona, por su parte, tendrá temperaturas más estables, que oscilarán todos estos días entre 18 y 20ºC.

El portavoz en general espera que a mediados de la semana el ambiente será algo más templado de lo normal en la mayor parte de la Península, excepto a orillas del Mediterráneo, donde la presencia de nubes y las brisas dejarán un ambiente más fresco.

Por último, Del Campo pronostica que la segunda mitad de la semana probablemente lleguen frentes atlánticos que de nuevo produzcan inestabilidad en el noroeste y en el norte de la Península. La mayor probabilidad de precipitaciones se espera en Galicia, pero que durante el fin de semana próximo podrían también afectar al Cantábrico y otros puntos del extremo norte, zonas donde los vientos soplarán intensos.

Las temperaturas a partir del jueves descenderán en la mitad oeste y el viernes en la mitad este y tenderán a recuperarse en todo el país durante el fin de semana.

Finalmente, en cuanto a la segunda mitad de la semana en Canarias Del Campo señala que continuarán los intervalos nubosos y las posibles precipitaciones en general débiles en el norte de las islas de mayor relieve.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre