El Parlamento de Castilla-La Mancha ha suscrito una declaración conjunta firmada por los tres grupos parlamentarios por la cual muestran su apoyo a los 618 trabajadores de la planta que Repsol tiene en Puertollano y que se verán inmersos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo de seis meses de duración, instando al Gobierno de Castilla-La Mancha a mantener la interlocución con la empresa para intentar revertir su postura «ahora que se vislumbra el fin de las restricciones de movilidad» gracias a la vacunación masiva.

Esta declaración institucional, que ha sido leída por el presidente de las Cortes, Pablo Bellido, al inicio de la sesión plenaria de este jueves, pedía igualmente al Gobierno autonómico que impulse de forma prioritaria proyectos vinculados a la transición energética en la comarca, con gran dependencia de este sector, para facilitar la reincorporación de los empleados.



En el texto, firmado por las tres portavoces parlamentarias de los tres grupos con representación, se plasma que este ERTE está justificado por causas de descenso de la producción debido a la menor movilidad provocada por la pandemia, una decisión «coyuntural» que ha de ser revertida, toda vez que el corto plazo es más esperanzador para el sector.

Así, recuerda el Parlamento, con la rúbrica de esta declaración, que el inminente impulso a la transición energética y la próxima llegada de fondos europeos podrán repercutir en la empresa, a lo que se suma que la recuperación de la movilidad volverá a requerir de mayor producción de combustible.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre