El Gobierno regional ha reconocido y agradecido el esfuerzo que se hace desde las cooperativas que son las que, en el caso del vino, embotellando la «esencia» de la región, dan valor al producto y crean futuro para el medio rural.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, así lo ha indicado en la jornada de hoy durante su visita a Bodegas San Dionisio de Fuente-Álamo (Albacete).

Una bodega que principalmente trabaja con la variedad de uva Monastrell, y que con el nombre de Fuente-Álamo, de la DOP Jumilla, Albacete y Castilla-La Mancha consigue llegar a cualquier lugar del mundo. Ésta es la forma, ha reiterado el consejero, de darle «valor añadido» y «la forma de afrontar el futuro» en comarcas como esta.

En este sentido, Martínez Arroyo ha recordado que Castilla-La Mancha tiene muchas cosas en común con la región vecina de Murcia, compartiendo la DO Arroz de Calasparra, la próxima denominación de la Nuez de Nerpio, y en vino, la DOP Jumilla, a la que está acogida Bodegas Dionisio, una denominación en la que Albacete representa el 60 por ciento de la superficie.

Bodegas Dionisio es la bodega más grande de la provincia de Albacete en esta denominación, recientemente galardonada en los Premios Vinos de Jumilla en su última edición con sus vinos SF Verdejo 2020 y SF Monastrell Rosado 2020, ha informado la Junta en nota de prensa.

Por su parte, el alcalde de Fuente-Álamo, Félix Torralba, ha recordado que la cooperativa es el pilar fundamental de la economía del municipio, dedicada a la viticultura en su mayor parte.

Mientras, el presidente de Bodegas San Dionisio, Cristóbal Auñón, ha resaltado en su intervención que en estos momentos están embarcados en nuevos proyectos como una depuradora y un muelle de carga de la nave y se quiere llegar en línea ascendente «a la altura del sector vitivinícola». Ha recalcado que Fuente-Álamo es una zona con denominación de origen, donde su uva principal es la Monastrell y entre sus últimos productos elaborados, se encuentran dos espumosos nuevos, uno blanco y uno rosado.

Fue en 1957 cuando un grupo de agricultores de Fuente-Álamo fundaron la Cooperativa del Campo San Dionisio, que hoy convertida en Bodegas San Dionisio, está formada por 800 socios, conservando vides de variedades autóctonas como la Monastrell, e innovando con nuevas variedades como Syrah, Petit Verdot o Verdejo, elaborando vino de forma tradicional y artesanal, en barricas de roble, pero sin renunciar a los avances tecnológicos.

DEFENSA DEL AGUA «DE PUNTA A CABO»

El consejero ha anunciado, además, una inversión de 150.000 euros en la localidad de Fuente-Álamo. Se trata de una inversión «muy necesaria», para dar «agua de calidad», ha dicho, que llevará a cabo la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha y que consistirá en la construcción de un sondeo y el acondicionamiento del pozo y de la conducción de este hasta el depósito desde donde se suministra agua a la población.

En esta línea, ha explicado que el agua es el elemento más vertebrador del territorio y «hay que defenderla de punta a cabo de Castilla-La Mancha». Y por ello vamos a seguir haciendo esa política de desarrollo rural desde la Agencia del Agua que es «nuestra responsabilidad y obligación» con la ciudadanía de Castilla-La Mancha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here