La nieve ha dado tregua en Castilla-La Mancha este domingo ya que ha cesado en casi toda la región, pero el hielo se añade generando dificultades, y ambos ya han provocado más de 300 incidentes –según datos del 112–, con Toledo y Guadalajara como provincias más afectadas.

Entre otras incidencias, sobre las 19.30 horas solo quedaban 150 hogares sin suministro eléctrico en la provincia de Toledo. Tras varias jornadas de trabajo en situación de emergencia, se han recuperado el servicio en cerca de 10.000 hogares, tal y como ha informado Iberdrola.



De su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha señalado que su Gobierno se reunirá este lunes o martes para valorar si la suspensión de actividad lectiva se prolonga más allá del 12 de enero. Asimismo, ha asegurado que hay suficientes «medios abiertos» para garantizar el abastecimiento general en la región, al tiempo que ha añadido que no se han interrumpido los servicios médicos básicos como los tratamientos oncológicos o de hemodiálisis, llegando a administrarse unas 18.000 vacunas contra el coronavirus.

Asimismo, los ayuntamientos de las principales capitales tendrán cerrados sus instalaciones municipales y recomiendan a vecinos que se queden en casa y que efectúen la limpieza de balcones y terrazas.

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha emitido un bando en este sentido tras registrar la capital un volumen de nieve que estaba fuera de las previsiones.

Asimismo, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha avisado que durante toda la semana que empieza se va a trabajar para recuperar la normalidad, adelantando que desde este lunes efectivos del Ejército de Tierra colaborarán en labores de limpieza en la zona histórica.

ACTUACIÓN DEL GOBIERNO REGIONAL

El Gobierno regional sigue actuando en las carreteras de titularidad autonómica, llegando a intervenir en 211 vías y un 70 por ciento del total de los kilómetros que componen la Red regional de Carreteras.

La situación de la Red Regional de Carreteras, después de las intensas nevadas iniciadas el pasado 7 de enero y la posterior bajada de temperaturas que han legado a los 7 grados bajo cero en zonas donde no se producen nunca este tipo de incidencias meteorológicas, ha complicado mucho la movilidad en Castilla-La Mancha.



Este fenómeno meteorológico ha afectado a toda la región y el Ejecutivo de García-Page ha movilizado todos los recursos tanto humanos como materiales disponibles en Castilla-La Mancha, dando prioridad al ámbito sanitario y a la ruta de las vacunas Covid para no interrumpir el calendario de vacunación.

Además, el Ejecutivo regional ha estado colaborando activamente con otras administraciones, lo que ha posibilitado que centros neurálgicos como los hospitales hayan permanecido accesibles. Una colaboración que además han ofrecido comunidades vecinas como Extremadura.

Otra de las prioridades que ha establecido el presidente regional ha sido la de escoltar a los equipos de las empresas de suministro eléctrico, agua, y gas, para que puedan resolver averías y evitar que haya vehículos atrapados en las carreteras y asistir a los trabajadores del transporte que se hubieran quedado bloqueados.

De esta manera, el dispositivo ha estado funcionando de manera permanente desde el pasado jueves hasta ahora y previsiblemente será necesario seguir movilizando durante los próximos días ante la previsión de bajísimas temperaturas.

Por ese motivo, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido la colaboración y la prudencia de la ciudadanía para que extreme las precauciones y no realice desplazamientos a no ser que sean estrictamente imprescindibles.

Durante la mañana del domingo, la situación meteorológica ha mejorado, pero todavía permanecen cortadas algunos tramos de carretera, teniendo actualmente las mayores incidencias en la provincia de Toledo.

Concretamente, estas incidencias han ocurrido en el entorno de la capital y en la comarca de La Sagra donde ha sido necesario realizar multitud de intervenciones de rescate de vehículos y acompañamiento de vehículos de emergencias sanitarias.

La otra provincia que se está viendo más afectada es la de Guadalajara, especialmente la comarca de la Sierra Norte, donde permanecen cortados algunos tramos de carreteras en la zona colindante con la provincia de Soria y también en la comarca de la Alcarria, donde existen varios tramos cortados y la mayoría de las carreteras necesitan cadenas o neumáticos de invierno para transitar.

En la provincia de Cuenca, los mayores problemas de movilidad se dan en la zona suroeste donde permanecen varios tramos cortados y en las serranías y La Alcarria conquense donde existen numerosas placas de hielo.

Las provincias de Ciudad Real y Albacete son las que presentan menores incidencias a estas horas, salvo en el caso de Albacete en la zona de Munera y el sur de la provincia donde ha vuelto a nevar esta madrugada y permanecen cerrados los puertos de la Sierra de Alcaraz.

En Ciudad Real las incidencias graves se limitan a la zona noroeste donde permanece algún tramo cortado, pero todas las poblaciones se encuentran comunicadas al menos por un acceso.

Por su parte, las autovías regionales se encuentran abiertas en su totalidad y se permite el transito libre con las precauciones recomendadas para estas situaciones.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre